jueves, 29 de diciembre de 2011

¿Tienes un empleo o el empleo te tiene a ti?

Por Víctor Barreda (Coach de talentos y vida)

Este artículo fue escrito hace un año precisamente cuando se acercaban las fiestas decembrinas y surgió al leer un libro que me ayudó a poner en orden muchas ideas; por lo que pensé que podría haber muchas personas que actualmente se encuentran en una situación no favorable en su ambiente laboral. Yo en los últimos años me he preparado con un sinnúmero de cursos que van encaminados al desarrollo humano y principalmente me estoy especializando como ponente y como Coach Personal para apoyar a que más personas logren sus objetivos y sean más felices.

Al escribir estas líneas quiero compartir la experiencia que viví al contestarme sinceramente yo la siguiente pregunta:

¿Tienes un trabajo o el trabajo te tiene a ti? ...yo prácticamente me llené de sentimientos encontrados al tratar de contestar esta pregunta y pude notar que mi cabeza me decía distintas cosas pero mi corazón solo repetía una sola; y así descubrí que la respuesta estaba en lo que sentía y no en lo que pensaba. Pude notar que a veces el cerebro nos juega una serie de trucos al intentar descubrir lo que queremos en la vida pero debemos aprender a discernir entre lo que realmente deseamos de lo que estamos haciendo para lograrlo. Ahora creo saber la diferencia que existe entre ser un empresario o ser un emprendedor ya que la perseverancia y disciplina del primero es muy distinta a la creatividad y empuje que tiene el segundo. Estas dos últimas líneas son todo un tema que en otra oportunidad me esforzaré en profundizar.

Por lo pronto para apoyarte a que decidas una respuesta, quiero compartir contigo lo que pude reflexionar sobre la lectura que me inspiró para escribir lo que aquí estoy exponiendo.

Pareciera que el tema de cómo alcanzar el éxito y los factores que lo determinan fueran por si mismos lo más importante a divulgar y me llamó la atención que casi nadie quiere hablar, mencionar o saber del fracaso y los factores que lo determinan. Creo que es básico conocer que la experiencia se gana a base de errores; y los fracasos no son otra cosa que una manera de alcanzar el éxito si sabemos enfocarnos ante las circunstancias. Descubrí que gran cantidad de información en libros y en la red se han escrito para analizar el éxito pero un muy bajo porcentaje, casi nulo, han sido dedicados a analizar los fracasos. Esto si lo llevamos a los negocios y empleos que muchos actualmente desempeñan nos ubica en un tema que vale la pena reflexionarlo. He aquí una analogía imperfecta que sería maravilloso la pudieras responder en tu interior: ¿Sabiendo por qué otros triunfan podrás tú evitar el fracaso? O respóndete con sinceridad si: ¿Para evitar el fracaso hay que saber por qué se suele fracasar?

Si tú te encuentras como cabeza de una empresa o estás emprendiendo un nuevo negocio en tu vida haz una adaptación a la pregunta inicial y trata de responderla ¿Tienes una empresa o la empresa te tiene a ti? más sencillo y directo dite a ti mismo@ ¿Quién tiene a quien?

Sólo quiero apoyarte a que descubras en que camino estás parado@ porque es sabia la frase que escribió Seneca al decir que: "Ningún viento le es favorable al navío que no sabe a dónde va".

Descubrir que quieres, para que lo quieres y si eso depende de ti es determinante para que aquello que tú deseas sea una realidad en tu vida.

Vale la pena reflexionar y que te des un respiro para responder estas preguntas que pueden ayudarte a descubrir más de lo que en tu interior deseas.

El mundo cambiante de hoy y las circunstancias de extrema rapidez con las que algunas personas llevan su vida van posponiendo para después los deseos más profundos que hay en sus corazones.

Piensa que todo aquello que te rodea alguna vez fue el sueño de alguien, de una persona que puso todo su empreño y su esfuerzo para conseguirlo; ya sea un libro, una bombilla eléctrica o el automóvil en que te transportas; todo ello son evidencias de que lo que piensas se puede convertir en realidad.

La mente es poderosa y pude ayudarte a que logres todo aquello que te propongas y si tienes el empleo que tienes o tienes la empresa que tienes es porque así, lo haz creado tú. No necesitas voltear a buscar culpables pues el responsable de tu vida eres tú mismo@ y piensa que en ti está la voluntad, la libertad y la inteligencia para lograr lo que te propongas.

"Cuando te calmas y serenas por dentro. El mundo se vuelve mas calmado y sereno por fuera" -Karen Salmansohn-

jueves, 22 de diciembre de 2011

Electracy

Por Dr. Ariel Orama López

¿Qué efectos produce la inmersión en los medios electrónicos? ¿Cuáles son las implicaciones del fenómeno “electracy” para el ser humano de una nueva década?

En primer lugar, la mención del término “electracy” recae sobre la figura de Gregory Ulmer –también estudioso del hipertexto y del ciberlenguaje-, quien acuñó dicho neologismo para referirse a aquella destreza relativamente nueva que está emergiendo a la par con proceso ya existente de alfabetización. El fenómeno ‘electracy’ está íntimamente relacionado con el avance tecnológico y la distribución del conocimiento proveniente de la conexión de Internet; se habla de ese conocimiento “repartido”, elaborado y distribuido típicamente desde y hacia las distintas instituciones privadas y públicas en las cuales transitan los cuerpos. Incluso en la intimidad de su recámara o su oficina, la pantalla de la computadora le seducirá con el poder y los grandes intereses convertidos en triple w (www). Por lo tanto, el conocimiento asociado al fenómeno “electracy” está ligado a los adelantos de la tecnología electrónica y sus aplicaciones: es decir, toma en cuenta la riqueza de productos que incrementan dicha experiencia, tales como los “scanners”, las cámaras digitales, los micrófonos y otros artefactos que componen este espacio “sin espacio”, así como la imprenta de Gutenberg fue en un momento ese detonador que provocó el giro oralidad-alfabetización (“literacy”) específicamente para el 1456. En dicho proceso transformativo del conocimiento, las nociones de la posmodernidad fueron claves, tomando en cuenta su cuestionamiento sobre el futuro –en vez del pasado-, el culto al conocimiento fragmentado que se consume a través del dominio electrónico y la concepción del conocimiento como “objeto de consumo”.

Según Gregory Ulmer, el binomio “literacy-electracy” ha producido o pretende producir una civilización compuesta por seres de encéfalos integrados; es decir, el desarrollo de seres pensantes que utilizan ambos hemisferios cerebrales. De esta forma, “electracy” se concibe como esa prótesis o valor añadido que aumenta el potencial humano orgánico en distintos niveles; por lo tanto, el “yo” es definido de acuerdo a la experiencia general de la inmersión en la red. Según Maybury, esto ocurre “a través de la riqueza de los códigos simbólicos que forman parte del aparato estético de este fenómeno de interconexión, los cuales van gestando nuevas formaciones electrónicas del conocimiento que trascienden el papel y la tinta. Allí cobra importancia el conglomerado de pequeñas cantidades de información que se replica a través de los procesos electrónicos, en la denominada época del “pick-and-choose”; “cut-and-paste”; “on/off”; 0/1).

Desde la dimensión de la “electracy”, el cuerpo –volátil o no- transita en lo electrónico y en sus veredas; por lo tanto, no se trata únicamente de una experiencia a nivel mental. Se habla de ese nuevo ser humano que experimenta de forma vívida una manera distinta de escribir, leer e investigar. Maybury diría que ese conocimiento que se consume a través de lo electrónico es “el alimento para el cerebro” y a la vez el “latido del corazón” del ser humano posmoderno.

Existen algunas distinciones entre aquellos que se encuentran inmersos en el conocimiento provisto por la red versus los que aún prefieren la lectura tradicional a través del medio impreso. Por ejemplo, quienes son parte de la corriente de alfabetización a partir de la “electracy” son más diestros en la utilización de los artefactos asociados a la computadora y sus funciones (ejemplo: teclado, mouse) y, sobretodo, han convertido a la computadora en su “memoria adicional”. Por otro lado, desarrollan una gran rapidez y precisión a la hora de hacer búsquedas en la red, mantienen alianzas con el extranjero a través de “amigos o aliados virtuales”, utilizan abreviaturas a la hora de expresarse por dichos medios (mensaje de texto, otros) y normalizan la acción de rersponder y asumir posturas contestarias a través de los medios digitales (ej. los foros). Asimismo, se convierten diariamente en productores y consumidores de conocimiento a través de dicho medio (blog, artículos en línea, periódico digital), eligen libros virtuales (e-books) como parte de su lectura, expanden su visión del arte (ante la exposición a otras formas estéticas, como parte del “arte virtual”) desarrollan una visión integrada del mundo, por lo que están expuestos a la globalización en todo su esplendor. Estos seres “enchufados” o conectados se convierten en poseedores (y “adictos”) de objetos nómadas que le permitan estar conectado a dicho universo electrónico.

Por otro lado, se encuentra el consumidor de información por medios impresos o el denominado “alfabetizado”, quien prefiere la lectura sedentaria de un texto, demuestra una gran fascinación por realizar anotaciones en las lecturas y cultiva el apego a la redacción y producción de conocimiento por este medio. El alfabetizado prefiere la memorización a la facilitación -o la dejadez- asociada a la fácil adquisición del conocimiento por el medio electrónico, valora la réplica exacta del conocimiento y aprecia el contacto directo con el otro a la hora de compartir dicho conocimiento (a través de la retórica, el discurso, los debates, la crítica). Esta figura tiende a valorar más lo tangible; por ejemplo, prefiere visitar un país y conocer su cultura o leer un libro sobre éste, de conocimiento preciso, versus entrar a un enlace elctrónico y observar un vídeo de la ciudad, in actu. El alfabetizado puede llegar a asumir que el universo de la Internet es impreciso, muerto y carente de valor: en este caso, lo impreso, lo tangible, lo memorable es sobrevalorado, y hasta concebido como sinónimo de poder (ejemplo: académico, estético, político) o autoridad. Claro está, como en toda transición, existe una gama de individuos que transitan entre los polos de la alfabetización y la “electracy”.

De esta forma, debemos reconocer que la inmersión en la red y en los procesos digitales sí ha proporcionado cambios en la manera de apreciar el conocimiento, e incluso en el proceso de convertirnos en conocedores del Mundo; esto, desde otra perspectiva, con una estética diferente. Esto nos permitirá observar los años venideros desde las nuevas gafas de la cultura electrónica. Y usted, ¿está preparado para enfrentar los desafíos de esta nueva experiencia del ser denominada “electracy”? ¿Ya se encuentra listo para conectarse a todo el Universo?

Dr. Ariel Orama López es Psicólogo Clínico, Coach Creativo Certificado (CCC), Coach Ejecutivo/Corporativo y Facilitador Autorizado de The International School of Coaching (TISOC)/CoachVille Spain, Barcelona.

lunes, 19 de diciembre de 2011

¿Cuál es tu potencial?

Por Nora Biderman

Vamos por la vida resolviendo el día con esfuerzo y tesón cuidando nuestro trabajo, amigos, hijos, recorremos un camino enfocados en avanzar, en crecer.

Y muchas veces sucede que al pasar de los años en vez de sentirnos plenos por haber logrado lo que nos propusimos, nos invade una sensación de vacío como si nada de lo hecho fuera suficiente

Que sucedió?

Hicimos lo correcto, aprendimos de los errores, construimos un futuro digno, nos mantuvimos fuertes ante la adversidad, seguimos haciendo lo que teníamos que hacer y sin embargo…..

Cuando ya es tiempo de llegar, nos encontramos en lugar donde no nos gusta estar.

Que sucedió?

Cuenta la leyenda que un buen hombre, habiendo transitado una vida de esfuerzo, de honestidad y de fe, en su camino hacia el paraíso, se encuentra con Dios, quien lo interroga sobre el resultado de su existencia para evaluar sus opciones (algo así como un examen para pasar a un grado mejor, o repetir el que ya hiciste)

Relajado el hombre confía en aprobar la evaluación pues sabe de la honestidad de su trayectoria.

Entonces Dios le pregunta: ¿Cuántas conferencias diste?

Conferencias? Yo? No, yo conferencias no di ninguna (respondió asombrado)

Entonces…continuó preguntando Dios… ¿A cuantas personas mejoraste con el poder de tu palabra?

Yo? Pero si yo siempre fui de pocas palabras.

Entonces…. ¿Cuantos libros escribiste?

Señor, (respondió mas sorprendido aún) Yo, yo no escribí ningún libro.

Dios con voz grave dijo seriamente: Hijo mío…. entonces no has aprovechado el tiempo de vida que te he dado.

Pero Señor, yo fui un buen hombre, trabajé día a día para ganar el pan para mi familia, obedecí respetuosamente a mis patrones, cumplí siempre con mi deber... ¿Por que me dices eso? ¿Qué debería haber hecho?

Hijo, no se trata de lo que debías hacer, sino de lo que podías hacer y no hiciste. A cada uno doy un don especial y a veces más. En tu caso te dí, el poder de la palabra, y nunca lo desarrollaste.Ese era tu don, y no lo usaste. Tus mejores momentos eran los que dedicabas a la lectura, o cuando les contabas cuentos a los niños, o cuando te quedabas absorto escuchando los discursos de párrocos y políticos. Escuchabas que decían y también como lo decían. Y yo se que en secreto cuando nadie te veía recitabas poesías que tu mismo habías escrito. Esas eran las señales de tus dones.

El personaje de esta leyenda comprendió las palabras de Dios y vio que eran ciertas.

Pero su tiempo se había terminado.

Tú tienes el tiempo!

Mientras hay vida siempre estas a tiempo de ser quien puedes ser.

Tú tienes un don o varios.

Búscalos! Son tu potencial!

Para darte cuenta…..

  • ¿Qué haces cuando el tiempo pasa sin que te des cuenta?
  • ¿A que jugabas cuando pequeño?
  • ¿Qué personajes admiras? Que hacen?
  • ¿Qué tareas que para otros es trabajo para ti es juego?
  • Si te aseguraran que vas a tener éxito... ¿Que harías?
  • Si no tuvieras límite de tiempo, dinero y afecto... ¿a que te dedicarías?
  • Si en una vidriera se exhibieran ante ti todas las profesiones y pudieras elegir la que quisieras y al hacerlo adquirirías mágicamente todas las competencias…
  • ¿Cuál elegirías?

Reflexiona sobre las respuestas, escríbelas.

Siempre es tiempo

Siempre es todavía.

viernes, 9 de diciembre de 2011

El mundo de la posibilidad

Por Víctor Barreda

Alguna vez seguramente has escuchado sobre este tema de las posibilidades que son pieza clave para lograr cualquier cosa o sueño que tengas en tú vida. Las posibilidades se expanden como el Universo mismo y es en nuestra mente donde podemos percibir o no esta alternativa infinita.

En algún momento de la historia de la humanidad se separaron las disciplinas que buscaban respuestas para explicar al ser humano su existencia; así la ciencia y lo espiritual emprendieron un camino distinto en la búsqueda de la verdad. En mi experiencia personal puedo compartirte que he concluido que en algún punto ambas búsquedas se cruzan y se cruzarán pues la verdad es una y al mismo tiempo es relativa pues todo depende del cristal con que se mira. La existencia humana tal vez nunca encuentre una explicación que convenza a todos, lo cierto es que cada vida tiene un fin único y suma su valor al mundo cuando existe. El ser humano ha delimitado por creencias su naturaleza divina y eso limita en gran media el mundo de posibilidades que existen para lograr la felicidad y todo cuanto cada quien se proponga en su vida. Hay evidencias históricas de lo que el poder de uno ha provocado en la humanidad y es invaluable lo que puede lograr el poder del equipo o el poder de masas cuando estas tiene un mismo fin o se unen en oración. Este último tema de la oración me gustaría abordarlo en un articulo especial , ya que es realmente la clave y al mismo tiempo la herramienta más poderosa que la humanidad tiene para comunicarse y lograr peticiones con su Ser Superior, es un tema apasionante que por si solo abre el panorama del mundo de las posibilidades que hoy estoy intentando exponerte en estas líneas.

Seguramente alguna vez has soñado con tener algo o has deseado algo con mucha insistencia y parado en medio de ese deseo pudiste notar que podías o no verlo posible, lo sentías o no tuyo y te decías cosas que te llevaban a un si o a un no. Estar consciente de esa posibilidad es lo que te dará la clave para que eso que deseas sea. Son tres sencillos pasos que puedes llevara a cabo:

  1. Ve, siente y escucha ese mundo de opciones para ti. Elige una o las que tú quieras. (Pide)
  2. Creé posible eso que quieres y visualiza ya eso como tuyo. Pídelo como algo tuyo que ya esta en ti. (Creé)
  3. Haz que suceda. Recíbelo y siente gratitud por lo que ya es en ti. (Recibe)

Las posibilidades son infinitas y las acciones y deseos que puedes emprender para que se materialicen también lo son, solo es necesario que así lo sientas y lo creas, pues tu mente es donde inicia todo el proceso creativo para que del mundo de las posibilidades, del mundo microscópico y del mundo de la nada; se materialice y pase al mundo real que es el que conocemos y percibimos de forma limitada por nuestros cinco sentidos.

El ser humano está en proceso de darse cuenta que en la personalidad de cada uno de nosotros hay múltiples talentos y características. Que es más lo que ignoramos que lo que conocemos de nosotros mismos, que el egoísmo es el producto de la inseguridad que vivimos al ignorar quienes somos.

“Todo es posible en la medida en que creas que es posible”

Se ha producido un error en este gadget.