miércoles, 28 de noviembre de 2012

Simplemente Caminar

“Cuando lo de adentro nos dice por dónde es, las voces opinantes que zumban a nuestro alrededor ya no nos marean, los esfuerzos que haya que hacer ya no nos asustan, la comodidad ya no nos tienta, el éxito no nos preocupa: SIMPLEMENTE CAMINAMOS”
Usted no se imagina qué tan importante es saber definir e identificar aquello que queremos en nuestra vida, y sobre todo creer en lo más profundo de nuestro ser que ello es posible, que lo merecemos y que poseemos todo el potencial y el talento necesarios para conseguirlo.
La “Voz del Deseo” es esa voz interior que nos hace saber lo que queremos. Resulta ser tan fuerte que hace que nuestros oídos se vuelvan sordos frente a aquellas personas que seguramente harán todo el ruido posible para que nos detengamos, para frustrar nuestros propósitos, para desalentarnos sobre nuestras capacidades o nuestra suerte (siempre los hay; no sé si surgen porque sienten envidia al ver que nos animamos a caminar por encima del abismo y ellos no, o quizá porque le temen tanto a los cambios y a lo desconocido, que nos advierten con sinceridad sobre el peligro que creen percibir y que según ellos corremos si salimos de “la caja”, de la rutina, de lo mismo de siempre.
Resulta aún peor cuando la Voz del Deseo se enfrenta a nuestra voz interior, ese diálogo con nosotros mismos que todos tenemos. Cuando esto sucede, por un lado queremos avanzar, concretar eso que deseamos, y por el otro nos detenemos, encendemos una luz roja de alerta y nos decimos “-¿Estás loco/a? ¿Cómo crees que eres capaz de….? ¿De dónde vas a sacar el dinero?...”
¿Cuándo piensa usted que alguien se pone en movimiento? ¿Cuando alguien está insatisfecho y cuando está satisfecho? Imagínese que Usted es invitado a un gran evento, con una abundante  agenda de banquetes que incluyen en su menú todos los manjares que a Usted le encanta saborear. ¿Cómo queda después del festín? ¿Tiene ganas de moverse o siente ganas de quedarse tendido en un sillón? Seguramente, como la mayoría, lo que menos quiere es dar un paso, y va a evitar cualquier tarea, por más necesaria que sea.
Traigo este ejemplo sencillo para incorporar un concepto central de Coaching: buscamos algo nuevo cuando estamos insatisfechos, cuando sentimos que lo que estamos haciendo no redunda en el resultado que deseamos, cuando, aún intentando hacer cosas diferentes no llegamos a lo que buscamos, cuando queremos escapar de algo que nos hace sufrir. En definitiva, cuando tomamos CONCIENCIA y cuando asumimos la RESPONSABILIDAD para hacer que las cosas ocurran. Ya es un logro enorme encontrarnos haciendo algo diferente a lo que quizá durante años mantuvimos como un hábito. Esto ya es mucho más relevante que pretender lograr el éxito al primer intento.
Recuerdo una anécdota que Fredy Kofman, gurú del coaching, pero sobre todo, mi gran y querido amigo, contaba en algunas de sus conferencias: “-Supongamos que un chico tímido está en un baile y sueña con sacar a bailar a una chica. La ha estado observando en otros bailes a los que ambos han concurrido. La chica le gusta y siempre ha estado imaginando cuál sería el resultado de acercarse e invitarla a danzar juntos una pieza. Lo asaltan muchas preguntas. ¿Ella lo aceptaría o sería rechazado? Y si ella lo rechazara, ¿sería algo discreto o se sentiría humillado delante de sus amigos y de los demás presentes? ¿Y si ella lo aceptara? ¿Le gustará a ella su forma de bailar? ¿Se sentirá a gusto ella con él? ¿Cómo seguiría después la velada? Por fin llega la noche esperada y nuestro tímido héroe se anima a sacarla a bailar. La chica, por supuesto tiene derecho a decirle que sí o que no. En caso que le diga que no quiere bailar con él, ¿diríamos que el chico fracasó o tuvo éxito?
Si Ud. piensa que el chico tímido fracasó porque se quedó sin bailar, pues Usted está equivocado. Este muchacho resultó ser exitoso porque se animó a hacer algo diferente, y principalmente porque se enfocó en aquello que dependía absolutamente de él y estaba bajo su control: animarse, ir y sacarla a bailar. ¿Estaba bajo su control que la chica le diga que sí? Pues no, ¿verdad?
¿Cómo se traslada este ejemplo a la vida en general? No midamos nuestro éxito a través del aplauso o la cachetada de la otra persona, de lo que digan u opinen los demás. Midámoslo más bien en cada pequeño paso, por minúsculo que sea; ese paso que nos lleva a que nuestro mundo cambie, a que nuestra vida se acerque cada vez más a aquello que deseamos o soñamos ser o tener.
Hablamos de conciencia, de responsabilidad y agrego otro concepto central también en coaching que es la “acción”. No sirve terminar de leer este artículo diciendo “voy a tratar de….” O “voy a intentarlo”. Le aseguro que no lo va a hacer. Es normal que todos sintamos miedo frente a la incertidumbre y también vemos que se repite a menudo ese patrón de respuesta que culmina en el mero intento en lugar de culminar en donde debería: en el logro del objetivo deseado y propuesto. Tal como le enseñaba el maestro Yoda al joven Luke Skywalker en La Guerra de las Galaxias, para utilizar “el poder de La Fuerza” no alcanzaba con intentarlo, sino que había que simplemente “hacerlo”. Este lema cobró tal fuerza que terminó siendo el slogan de una marca muy conocida de calzado deportivo: “Simplemente hazlo” (Just Do It), y ésta es la clave, amigo lector, que le permitirá sentir que llegó a su meta: simplemente hágalo, simplemente camine.
Patricia Husni Falcón
Facilitadora Internacional de TISOC
Coach Personal -Coach Ejecutiva- Coach Equipos
ADD COACH



sábado, 17 de noviembre de 2012

Comunicación avanzada


Comunicación avanzada
¿Por qué constantemente pensamos o decimos: ”¡Es imposible hablar contigo!”.  ¿Realmente nos resulta tan  difícil comunicarnos?, pues la verdad es que no sabemos cómo hacerlo.
Lo cierto es que nadie nos ha enseñado, es una especie de ensayo – error que practicamos toda la vida, en un intento de transmitir nuestro sentir e intentar entender al otro.
Pero ¿qué es realmente comunicarse?, según la Real Academia Española, comunicación significa correspondencia entre dos o más personas, y correspondencia es relación y relación es conexión.
Imaginémonos que realmente podemos conectarnos con la persona a la que queremos comunicar algo, o esta se conecta con nosotros. Nos sentiríamos comprendidos, sería fácil comunicarse así.
Comunicar para mí es  donarse, dar lo mejor de uno al otro, escuchando atentamente y expresándose asertivamente.
Pues en realidad, comunicar no es otra cosa que saber escuchar, si, escuchar atentamente, sin ir practicando una respuesta o excusa mientras nos hablan, sin ir fabricando la respuesta adecuada; simplemente escuchando fijando toda nuestra atención en el otro, tratando de comprender lo que siente, lo que realmente trata de decirnos.
Quien no sabe escuchar no podrá jamás comunicar con verdad, sólo hará críticas, demandas, exigirá, se convertirá en un “lanza ideas al aire”; pero no logrará realmente comunicarse.
Primero escucha, sin prejuicios, sin etiquetas, sin ideas preconcebidas, evitando filtros mentales que hacen que entendamos las cosas a nuestra manera, y no a la manera del otro.
Cuando logres esto, tendrás ganada la batalla de la comunicación, entonces podrás hablar asertivamente, sinceramente y con humildad.
Recuerda, se de las personas cuyas actitudes agregan valor
Por Brenda Bahamondes del Grupo Aredeus.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Ser persona

Ser persona
El súbito halo de la muerte Lorquiana me acompaña. Mientras me someto al proceso interesante de los ensayos del teatro, pienso: las máscaras, los rituales, los primeros sonidos, los ritmos y los dibujos iniciales representaron ese primer contacto del ente creativo primitivo y el primer manifiesto artístico para enlazarnos con el mundo de lo desconocido. Incluso el arte fue nuestra primera ventana para conocer detalles relevantes sobre nuestra historia, y por lo tanto, fue tinta indeleble para descubrir nuestra identidad.

Como sabemos, el Coaching es definido según la International Coach Federation (ICF)“como una relación profesional continua, que ayuda a las personas a producir resultados extraordinarios en sus vidas, carreras, negocios y organizaciones”. En el ejercicio profesional del Coaching, se utiliza una serie de preguntas poderosas y creativas que maximizan el rendimiento de los clientes y los apoyan en la acción de producir resultados. Según Somers (2002) la intervención de Coaching se concentra en dos facetas principales: el rendimiento y la ejecución centrada en la persona. Por ejemplo, los actores y cantantes profesionales pueden utilizar el Coaching para mejorar su ejecución en las artes. Algunas de los beneficios que he contemplado en la ejecución de tales herramientas entre artistas son las siguientes, a saber (Orama, 2012).

1. Descubrir actitudes que influyen en su expresión creativa, tanto del pasado como para el futuro.
2. Ser capaz de comunicarse efectivamente con los colegas, amigos y profesionales que influyen en su potencial creativo.
3. Estar abierto al cambio e innovación en períodos de transición laboral.
4. Ser capaz de distinguir su Voz Creativa Interna y desarrollar sus talentos interiores.
5. Aprovechar sus recursos internos y creativos para manejar situaciones de conflicto o situaciones emocionales.
6. Encontrar un balance entre la razón y el corazón en sus procesos creativos.
7. Utilizar todos sus sentidos para crear aquellas cosas que quiere manifestar en la realidad.
8. Establecer alianzas con otros entes creativos y es capaz de conectar con su intuición individual y colectiva.
9. Reconocer que cada ser humano es un eterno aprendiz y a la vez Maestro.
10. Ser capaz de motivarse constantemente y en proceso de re-diseño continuo.
11. Auscultar en los aspectos espirituales y los recursos internos inherentes al desarrollo de la creatividad.
Precisamente en la actuación y los gajes del oficio de las bellas artes encontré varias enseñanzas sobre el ser humano que superan a cualquier otra disciplina. A continuación, las comparto con ustedes:

Verosimilitud: el actor del cine contemporáneo busca, a toda costa, que su actuación sea un retrato exacto de la vida: pretende que cada acto sea veraz, orgánico y cónsono con la realidad presentada. La importancia de lo orgánico es relevante para el actor que busca trascender. Si debes llorar, llora. Si es necesario reír, hazlo con todas tus fuerzas. Sé quien eres, seas quien seas. Y ámate por quien eres, no por quien serás.
“Connessione”: La relación entre el entorno y las cualidades psicológicas de los personajes inmersos en una historia es inextricable. Todo incide en todo: cada minúsculo paso de cualquiera de los integrantes de un espacio determinado influyen en la naturaleza, en los espacios, en el Cosmos. En dicho contexto, el protagonista y los actores que le circundan desarrollan escenas del pasado y del futuro, sueños, angustias, fantasías, relaciones, situaciones vitales y deseos. ¿Qué pistas te regala el Universo diariamente para darte cuenta que todos estamos conectados? ¿Qué paso decisivo, positivo y asertivo efectuarás hoy, que afectará indudablemente a tu cuarta generación?
Pluripotencial: El actor –como cada célula inicial del cuerpo humano- tiene la capacidad de ser pluripotencial. Es capaz de desdoblarse en distintos personajes: llega a amarlos y comprenderlos como si cada uno de ellos fuera su primogénito. Sólo a través de los zapatos incómodos del otro somos capaces de entenderlos: incluso podrás entender a los mal llamados “deambulantes”, “narcotraficantes”, “drogadictos”, “maltratantes” o “pedófilos”. El amor incondicional parte de la capacidad de conocer a los demás y entender su entorno: sólo de esta forma, podremos servir como agentes de apoyo y asumir posturas constructivas, para así gestar una sociedad que promueva una cultura de paz.
Equidad: No existen personajes minúsculos: todos son importantes para la consecución de la historia. Existen personajes antagónicos y protagónicos, balance de energía masculina y femenina: luces y sombras se integran en un gran “sfumato” y van construyendo la mejor versión de nosotros. Cada ser humano es ejecutor de su destino –eterno protagonista- y cultiva los frutos que ha sembrado.
“Dimostrazione”: El director de escena encauza al protagonista y posibilita que la representación sea más intensa o sublime, dependiendo del caso. Son aquellos grandes Maestros que nos permiten que expresemos nuestras más hermosas cualidades; incluso aquellas que desconocemos, o más tememos. En esta existencia, ¿has sido un Maestro o un anti-Maestro? ¿Provocas lo mejor de los demás a través de la acción de dar lo mejor de ti?
“Encuentro ingenioso”: Aprendí en una película que, en algún lugar del Mundo, un protagonista está buscando la camisa perfecta para dormir, mientras su alma gemela, busca el pantalón de dormir idóneo para acompañarle en sus horas con Morfeo. Ambos se encuentran en un mismo escenario, con una sola pijama, a la hora justa, cuando están preparados para convertirse en un binomio perfecto. Incluso el amor es asunto de histriones: son dos protagonistas ya formados, que sólo coincidirán cuando renuncien a ser personajes de reparto en sus historias de amor.
“Los ángeles”: los personajes de reparto reaccionan al protagonista mientras éste realiza su representación. Siguen las insinuaciones del protagonista -o las propuestas del director de escena- y tienen que lograr la mayor empatía posible con su mundo de vida. Son fundamentales para conectar la historia. ¿Eres capaz de posponer tus asuntos para servir de respaldo para el otro?
El público: se refiere a “la caja de resonancia del acontecer dramático”. Son el eje central durante los preparativos y en la fase de armonización, y después en la fase conclusiva o posterior a la puesta en escena. Proporcionan una retroalimentación dirigida al protagonista mediante el acto de compartir sus emociones y la retroalimentación de identificación. ¿Existe un actor sin el público? ¿Existe un líder sin su grupo de apoyo?
Si “persona” significa “máscara”, sé capaz de convertirte en un manifiesto viviente de la película de Dios en la Tierra, “in actu”. Tu color es distinto, sublime, etéreo. A fin de cuentas, tal como en la puesta de escena, la vida se trata de creaciones eternas, máscaras multicolores y sueños de “pantalla gigante”.

Resulta evidente: para lograr todo ello y triunfar en “las tablas” de la vida, lo más hermoso de nuestro Universo interior deberá cobrar vida en el Universo exterior.

Dr. Ariel Orama López es Psicólogo Clínico, Coach Creativo Certificado (CCC), Coach Ejecutivo/Corporativo y Facilitador Autorizado de The International School of Coaching (TISOC)/CoachVille Spain, Barcelona.

Se ha producido un error en este gadget.