jueves, 29 de diciembre de 2011

¿Tienes un empleo o el empleo te tiene a ti?

Por Víctor Barreda (Coach de talentos y vida)

Este artículo fue escrito hace un año precisamente cuando se acercaban las fiestas decembrinas y surgió al leer un libro que me ayudó a poner en orden muchas ideas; por lo que pensé que podría haber muchas personas que actualmente se encuentran en una situación no favorable en su ambiente laboral. Yo en los últimos años me he preparado con un sinnúmero de cursos que van encaminados al desarrollo humano y principalmente me estoy especializando como ponente y como Coach Personal para apoyar a que más personas logren sus objetivos y sean más felices.

Al escribir estas líneas quiero compartir la experiencia que viví al contestarme sinceramente yo la siguiente pregunta:

¿Tienes un trabajo o el trabajo te tiene a ti? ...yo prácticamente me llené de sentimientos encontrados al tratar de contestar esta pregunta y pude notar que mi cabeza me decía distintas cosas pero mi corazón solo repetía una sola; y así descubrí que la respuesta estaba en lo que sentía y no en lo que pensaba. Pude notar que a veces el cerebro nos juega una serie de trucos al intentar descubrir lo que queremos en la vida pero debemos aprender a discernir entre lo que realmente deseamos de lo que estamos haciendo para lograrlo. Ahora creo saber la diferencia que existe entre ser un empresario o ser un emprendedor ya que la perseverancia y disciplina del primero es muy distinta a la creatividad y empuje que tiene el segundo. Estas dos últimas líneas son todo un tema que en otra oportunidad me esforzaré en profundizar.

Por lo pronto para apoyarte a que decidas una respuesta, quiero compartir contigo lo que pude reflexionar sobre la lectura que me inspiró para escribir lo que aquí estoy exponiendo.

Pareciera que el tema de cómo alcanzar el éxito y los factores que lo determinan fueran por si mismos lo más importante a divulgar y me llamó la atención que casi nadie quiere hablar, mencionar o saber del fracaso y los factores que lo determinan. Creo que es básico conocer que la experiencia se gana a base de errores; y los fracasos no son otra cosa que una manera de alcanzar el éxito si sabemos enfocarnos ante las circunstancias. Descubrí que gran cantidad de información en libros y en la red se han escrito para analizar el éxito pero un muy bajo porcentaje, casi nulo, han sido dedicados a analizar los fracasos. Esto si lo llevamos a los negocios y empleos que muchos actualmente desempeñan nos ubica en un tema que vale la pena reflexionarlo. He aquí una analogía imperfecta que sería maravilloso la pudieras responder en tu interior: ¿Sabiendo por qué otros triunfan podrás tú evitar el fracaso? O respóndete con sinceridad si: ¿Para evitar el fracaso hay que saber por qué se suele fracasar?

Si tú te encuentras como cabeza de una empresa o estás emprendiendo un nuevo negocio en tu vida haz una adaptación a la pregunta inicial y trata de responderla ¿Tienes una empresa o la empresa te tiene a ti? más sencillo y directo dite a ti mismo@ ¿Quién tiene a quien?

Sólo quiero apoyarte a que descubras en que camino estás parado@ porque es sabia la frase que escribió Seneca al decir que: "Ningún viento le es favorable al navío que no sabe a dónde va".

Descubrir que quieres, para que lo quieres y si eso depende de ti es determinante para que aquello que tú deseas sea una realidad en tu vida.

Vale la pena reflexionar y que te des un respiro para responder estas preguntas que pueden ayudarte a descubrir más de lo que en tu interior deseas.

El mundo cambiante de hoy y las circunstancias de extrema rapidez con las que algunas personas llevan su vida van posponiendo para después los deseos más profundos que hay en sus corazones.

Piensa que todo aquello que te rodea alguna vez fue el sueño de alguien, de una persona que puso todo su empreño y su esfuerzo para conseguirlo; ya sea un libro, una bombilla eléctrica o el automóvil en que te transportas; todo ello son evidencias de que lo que piensas se puede convertir en realidad.

La mente es poderosa y pude ayudarte a que logres todo aquello que te propongas y si tienes el empleo que tienes o tienes la empresa que tienes es porque así, lo haz creado tú. No necesitas voltear a buscar culpables pues el responsable de tu vida eres tú mismo@ y piensa que en ti está la voluntad, la libertad y la inteligencia para lograr lo que te propongas.

"Cuando te calmas y serenas por dentro. El mundo se vuelve mas calmado y sereno por fuera" -Karen Salmansohn-

jueves, 22 de diciembre de 2011

Electracy

Por Dr. Ariel Orama López

¿Qué efectos produce la inmersión en los medios electrónicos? ¿Cuáles son las implicaciones del fenómeno “electracy” para el ser humano de una nueva década?

En primer lugar, la mención del término “electracy” recae sobre la figura de Gregory Ulmer –también estudioso del hipertexto y del ciberlenguaje-, quien acuñó dicho neologismo para referirse a aquella destreza relativamente nueva que está emergiendo a la par con proceso ya existente de alfabetización. El fenómeno ‘electracy’ está íntimamente relacionado con el avance tecnológico y la distribución del conocimiento proveniente de la conexión de Internet; se habla de ese conocimiento “repartido”, elaborado y distribuido típicamente desde y hacia las distintas instituciones privadas y públicas en las cuales transitan los cuerpos. Incluso en la intimidad de su recámara o su oficina, la pantalla de la computadora le seducirá con el poder y los grandes intereses convertidos en triple w (www). Por lo tanto, el conocimiento asociado al fenómeno “electracy” está ligado a los adelantos de la tecnología electrónica y sus aplicaciones: es decir, toma en cuenta la riqueza de productos que incrementan dicha experiencia, tales como los “scanners”, las cámaras digitales, los micrófonos y otros artefactos que componen este espacio “sin espacio”, así como la imprenta de Gutenberg fue en un momento ese detonador que provocó el giro oralidad-alfabetización (“literacy”) específicamente para el 1456. En dicho proceso transformativo del conocimiento, las nociones de la posmodernidad fueron claves, tomando en cuenta su cuestionamiento sobre el futuro –en vez del pasado-, el culto al conocimiento fragmentado que se consume a través del dominio electrónico y la concepción del conocimiento como “objeto de consumo”.

Según Gregory Ulmer, el binomio “literacy-electracy” ha producido o pretende producir una civilización compuesta por seres de encéfalos integrados; es decir, el desarrollo de seres pensantes que utilizan ambos hemisferios cerebrales. De esta forma, “electracy” se concibe como esa prótesis o valor añadido que aumenta el potencial humano orgánico en distintos niveles; por lo tanto, el “yo” es definido de acuerdo a la experiencia general de la inmersión en la red. Según Maybury, esto ocurre “a través de la riqueza de los códigos simbólicos que forman parte del aparato estético de este fenómeno de interconexión, los cuales van gestando nuevas formaciones electrónicas del conocimiento que trascienden el papel y la tinta. Allí cobra importancia el conglomerado de pequeñas cantidades de información que se replica a través de los procesos electrónicos, en la denominada época del “pick-and-choose”; “cut-and-paste”; “on/off”; 0/1).

Desde la dimensión de la “electracy”, el cuerpo –volátil o no- transita en lo electrónico y en sus veredas; por lo tanto, no se trata únicamente de una experiencia a nivel mental. Se habla de ese nuevo ser humano que experimenta de forma vívida una manera distinta de escribir, leer e investigar. Maybury diría que ese conocimiento que se consume a través de lo electrónico es “el alimento para el cerebro” y a la vez el “latido del corazón” del ser humano posmoderno.

Existen algunas distinciones entre aquellos que se encuentran inmersos en el conocimiento provisto por la red versus los que aún prefieren la lectura tradicional a través del medio impreso. Por ejemplo, quienes son parte de la corriente de alfabetización a partir de la “electracy” son más diestros en la utilización de los artefactos asociados a la computadora y sus funciones (ejemplo: teclado, mouse) y, sobretodo, han convertido a la computadora en su “memoria adicional”. Por otro lado, desarrollan una gran rapidez y precisión a la hora de hacer búsquedas en la red, mantienen alianzas con el extranjero a través de “amigos o aliados virtuales”, utilizan abreviaturas a la hora de expresarse por dichos medios (mensaje de texto, otros) y normalizan la acción de rersponder y asumir posturas contestarias a través de los medios digitales (ej. los foros). Asimismo, se convierten diariamente en productores y consumidores de conocimiento a través de dicho medio (blog, artículos en línea, periódico digital), eligen libros virtuales (e-books) como parte de su lectura, expanden su visión del arte (ante la exposición a otras formas estéticas, como parte del “arte virtual”) desarrollan una visión integrada del mundo, por lo que están expuestos a la globalización en todo su esplendor. Estos seres “enchufados” o conectados se convierten en poseedores (y “adictos”) de objetos nómadas que le permitan estar conectado a dicho universo electrónico.

Por otro lado, se encuentra el consumidor de información por medios impresos o el denominado “alfabetizado”, quien prefiere la lectura sedentaria de un texto, demuestra una gran fascinación por realizar anotaciones en las lecturas y cultiva el apego a la redacción y producción de conocimiento por este medio. El alfabetizado prefiere la memorización a la facilitación -o la dejadez- asociada a la fácil adquisición del conocimiento por el medio electrónico, valora la réplica exacta del conocimiento y aprecia el contacto directo con el otro a la hora de compartir dicho conocimiento (a través de la retórica, el discurso, los debates, la crítica). Esta figura tiende a valorar más lo tangible; por ejemplo, prefiere visitar un país y conocer su cultura o leer un libro sobre éste, de conocimiento preciso, versus entrar a un enlace elctrónico y observar un vídeo de la ciudad, in actu. El alfabetizado puede llegar a asumir que el universo de la Internet es impreciso, muerto y carente de valor: en este caso, lo impreso, lo tangible, lo memorable es sobrevalorado, y hasta concebido como sinónimo de poder (ejemplo: académico, estético, político) o autoridad. Claro está, como en toda transición, existe una gama de individuos que transitan entre los polos de la alfabetización y la “electracy”.

De esta forma, debemos reconocer que la inmersión en la red y en los procesos digitales sí ha proporcionado cambios en la manera de apreciar el conocimiento, e incluso en el proceso de convertirnos en conocedores del Mundo; esto, desde otra perspectiva, con una estética diferente. Esto nos permitirá observar los años venideros desde las nuevas gafas de la cultura electrónica. Y usted, ¿está preparado para enfrentar los desafíos de esta nueva experiencia del ser denominada “electracy”? ¿Ya se encuentra listo para conectarse a todo el Universo?

Dr. Ariel Orama López es Psicólogo Clínico, Coach Creativo Certificado (CCC), Coach Ejecutivo/Corporativo y Facilitador Autorizado de The International School of Coaching (TISOC)/CoachVille Spain, Barcelona.

lunes, 19 de diciembre de 2011

¿Cuál es tu potencial?

Por Nora Biderman

Vamos por la vida resolviendo el día con esfuerzo y tesón cuidando nuestro trabajo, amigos, hijos, recorremos un camino enfocados en avanzar, en crecer.

Y muchas veces sucede que al pasar de los años en vez de sentirnos plenos por haber logrado lo que nos propusimos, nos invade una sensación de vacío como si nada de lo hecho fuera suficiente

Que sucedió?

Hicimos lo correcto, aprendimos de los errores, construimos un futuro digno, nos mantuvimos fuertes ante la adversidad, seguimos haciendo lo que teníamos que hacer y sin embargo…..

Cuando ya es tiempo de llegar, nos encontramos en lugar donde no nos gusta estar.

Que sucedió?

Cuenta la leyenda que un buen hombre, habiendo transitado una vida de esfuerzo, de honestidad y de fe, en su camino hacia el paraíso, se encuentra con Dios, quien lo interroga sobre el resultado de su existencia para evaluar sus opciones (algo así como un examen para pasar a un grado mejor, o repetir el que ya hiciste)

Relajado el hombre confía en aprobar la evaluación pues sabe de la honestidad de su trayectoria.

Entonces Dios le pregunta: ¿Cuántas conferencias diste?

Conferencias? Yo? No, yo conferencias no di ninguna (respondió asombrado)

Entonces…continuó preguntando Dios… ¿A cuantas personas mejoraste con el poder de tu palabra?

Yo? Pero si yo siempre fui de pocas palabras.

Entonces…. ¿Cuantos libros escribiste?

Señor, (respondió mas sorprendido aún) Yo, yo no escribí ningún libro.

Dios con voz grave dijo seriamente: Hijo mío…. entonces no has aprovechado el tiempo de vida que te he dado.

Pero Señor, yo fui un buen hombre, trabajé día a día para ganar el pan para mi familia, obedecí respetuosamente a mis patrones, cumplí siempre con mi deber... ¿Por que me dices eso? ¿Qué debería haber hecho?

Hijo, no se trata de lo que debías hacer, sino de lo que podías hacer y no hiciste. A cada uno doy un don especial y a veces más. En tu caso te dí, el poder de la palabra, y nunca lo desarrollaste.Ese era tu don, y no lo usaste. Tus mejores momentos eran los que dedicabas a la lectura, o cuando les contabas cuentos a los niños, o cuando te quedabas absorto escuchando los discursos de párrocos y políticos. Escuchabas que decían y también como lo decían. Y yo se que en secreto cuando nadie te veía recitabas poesías que tu mismo habías escrito. Esas eran las señales de tus dones.

El personaje de esta leyenda comprendió las palabras de Dios y vio que eran ciertas.

Pero su tiempo se había terminado.

Tú tienes el tiempo!

Mientras hay vida siempre estas a tiempo de ser quien puedes ser.

Tú tienes un don o varios.

Búscalos! Son tu potencial!

Para darte cuenta…..

  • ¿Qué haces cuando el tiempo pasa sin que te des cuenta?
  • ¿A que jugabas cuando pequeño?
  • ¿Qué personajes admiras? Que hacen?
  • ¿Qué tareas que para otros es trabajo para ti es juego?
  • Si te aseguraran que vas a tener éxito... ¿Que harías?
  • Si no tuvieras límite de tiempo, dinero y afecto... ¿a que te dedicarías?
  • Si en una vidriera se exhibieran ante ti todas las profesiones y pudieras elegir la que quisieras y al hacerlo adquirirías mágicamente todas las competencias…
  • ¿Cuál elegirías?

Reflexiona sobre las respuestas, escríbelas.

Siempre es tiempo

Siempre es todavía.

viernes, 9 de diciembre de 2011

El mundo de la posibilidad

Por Víctor Barreda

Alguna vez seguramente has escuchado sobre este tema de las posibilidades que son pieza clave para lograr cualquier cosa o sueño que tengas en tú vida. Las posibilidades se expanden como el Universo mismo y es en nuestra mente donde podemos percibir o no esta alternativa infinita.

En algún momento de la historia de la humanidad se separaron las disciplinas que buscaban respuestas para explicar al ser humano su existencia; así la ciencia y lo espiritual emprendieron un camino distinto en la búsqueda de la verdad. En mi experiencia personal puedo compartirte que he concluido que en algún punto ambas búsquedas se cruzan y se cruzarán pues la verdad es una y al mismo tiempo es relativa pues todo depende del cristal con que se mira. La existencia humana tal vez nunca encuentre una explicación que convenza a todos, lo cierto es que cada vida tiene un fin único y suma su valor al mundo cuando existe. El ser humano ha delimitado por creencias su naturaleza divina y eso limita en gran media el mundo de posibilidades que existen para lograr la felicidad y todo cuanto cada quien se proponga en su vida. Hay evidencias históricas de lo que el poder de uno ha provocado en la humanidad y es invaluable lo que puede lograr el poder del equipo o el poder de masas cuando estas tiene un mismo fin o se unen en oración. Este último tema de la oración me gustaría abordarlo en un articulo especial , ya que es realmente la clave y al mismo tiempo la herramienta más poderosa que la humanidad tiene para comunicarse y lograr peticiones con su Ser Superior, es un tema apasionante que por si solo abre el panorama del mundo de las posibilidades que hoy estoy intentando exponerte en estas líneas.

Seguramente alguna vez has soñado con tener algo o has deseado algo con mucha insistencia y parado en medio de ese deseo pudiste notar que podías o no verlo posible, lo sentías o no tuyo y te decías cosas que te llevaban a un si o a un no. Estar consciente de esa posibilidad es lo que te dará la clave para que eso que deseas sea. Son tres sencillos pasos que puedes llevara a cabo:

  1. Ve, siente y escucha ese mundo de opciones para ti. Elige una o las que tú quieras. (Pide)
  2. Creé posible eso que quieres y visualiza ya eso como tuyo. Pídelo como algo tuyo que ya esta en ti. (Creé)
  3. Haz que suceda. Recíbelo y siente gratitud por lo que ya es en ti. (Recibe)

Las posibilidades son infinitas y las acciones y deseos que puedes emprender para que se materialicen también lo son, solo es necesario que así lo sientas y lo creas, pues tu mente es donde inicia todo el proceso creativo para que del mundo de las posibilidades, del mundo microscópico y del mundo de la nada; se materialice y pase al mundo real que es el que conocemos y percibimos de forma limitada por nuestros cinco sentidos.

El ser humano está en proceso de darse cuenta que en la personalidad de cada uno de nosotros hay múltiples talentos y características. Que es más lo que ignoramos que lo que conocemos de nosotros mismos, que el egoísmo es el producto de la inseguridad que vivimos al ignorar quienes somos.

“Todo es posible en la medida en que creas que es posible”

viernes, 18 de noviembre de 2011

Eros en el contexto laboral

Por Dr. Ariel Orama López

He decidido no hablarles de acoso laboral. Menos aún, de los gajes pasionales de Cupido en sus paseos por la oficina. Según cuenta la mitología griega, Eros –al igual que Afrodita- era venerado en el territorio de los mortales como el dios del amor; no obstante, a esta deidad también se le atribuían otros asuntos de vital importancia, tales como la fertilidad, la energía creativa y el orden en los asuntos de la naturaleza. Es evidente: tan sólo con leer estas palabras en el mes de febrero, es muy probable que ya comencemos a respirar cierta dosis de amor en el ambiente. ¿De qué manera podemos operacionalizar la energía del amor dirigida al desarrollo profesional? ¿Cómo Eros puede beneficiar nuestro contexto laboral? A continuación, algunas sugerencias para impregnar nuestro trabajo con esos aires rojizos que caracterizan la buena energía de Eros:

  1. Tome un pedazo de papel y recree “el escenario ideal laboral”. Incluya en esta hoja todo lo que evoque su mente: estimule sus sentidos a través de nuevas experiencias sensoriales en su oficina y sea capaz de añadir todo aquello que convierta su espacio de trabajo en uno más placentero. Discuta en dicha narrativa aquellas cosas que deben mejorar, comenzando con el entorno: descubra qué objetos podrían incrementar su potencial creativo o evocar un estado de serenidad en usted y en los demás. Descubra aquellos objetos que provocan los denominados “bloqueos creativos”: elimine todo lo que pueda ser considerado como un “distractor”. Añada en el papel el tipo de relación que quiere cultivar con sus compañeros de trabajo, a partir de ahora. Descubra aquellas cualidades que usted tiene para optimizar su relación con los demás y póngalas en práctica. Analice cómo se proyecta ante los demás: su tono de voz, ¿resulta agradable? Su vestimenta, ¿qué dice de usted? Su forma de interactuar con los demás, ¿crea falsas expectativas o demuestra intenciones ocultas? Sus emociones, ¿se mantienen constantes a lo largo del día? Explore todos estos detalles y mantenga apertura al cambio, de ser necesario.
  2. Haga una lista de los aliados que aún no conoce y que formarán parte de su entorno laboral: sea capaz de elaborar una lista de diez personas que le gustaría conocer y que pueden ser clave en su desarrollo profesional. ¡Atrévase a soñar! Incorpore en esta lista aquellos aliados que han sido importantes en su trabajo y cultive la relación con estos de forma constante: mantenga esta lista de aliados VIP cerca de usted y sea detallista a la hora de reconocer su valor inmensurable. Por otro lado, sea capaz de desprenderse de aquellos antiguos aliados que, por alguna razón, ya no forman parte de su filosofía de vida o, de alguna manera, oscurecen su capacidad para evolucionar. Contémplelos desde el amor incondicional: rodéese siempre de compañeros que compartan su misma visión y que estén en la sintonía del rediseño constante.
  3. Tome tiempo para la recreación y la relajación: no todo puede ser trabajo en su vida. Incorpore espacios para caminatas creativas y visite, de vez en cuando, escenarios naturales. Allí encontrará las mejores soluciones para aquellos asuntos de la oficina que aún no se esclarecen, e incluso, surgirán nuevas ideas para elevar su negocio a distintos niveles. Llévese un poquito de ese cúmulo de energía creativa de Eros que yace oculto en los misterios de la naturaleza y canalícelo a su favor: éste le llevará por el sendero de la abundancia, a través de la consecución de nuevos proyectos.
  4. A partir de hoy, elimine todas aquellas etiquetas innecesarias a la hora de referirse a los demás: haga un inventario de aquellos modos de expresión de carácter peyorativo que utiliza para sus compañeros de trabajo, muchas veces, de forma inconsciente. Elimine cualquier indicio de diagnóstico (ejemplo: “la psicótica” de mi jefa, el “borderline” de mi compañero de equipo) y sea capaz de observar al otro como un ente diferente a usted y con un propósito definido dentro de su lugar de trabajo. Cultive la mente respetuosa y la mente ética que propone Howard Gardner como parte de las mentes que dominarán el futuro: cultive la diversidad, el aprecio incondicional y el respeto a los demás.
  5. Gratitud: al finalizar su día en el trabajo, sea capaz de dar las gracias al Creador por todas aquellas experiencias positivas que vivió durante el día. Ruegue para que le sean otorgadas la paciencia y el entendimiento necesarios para sobrellevar aquellas experiencias que aún no comprende, y cierre real y simbólicamente su día, sin llevarse cargas extremas para su hogar. Regálele a sus seres queridos un nuevo ser diariamente, capaz de desprenderse de las vivencias del trabajo y de conectar desde cero con ellos, tal como merecen: relájese, coma bien, descanse y por qué no, ¡diviértase en su hogar! Recargue sus baterías para su próxima jornada y ofrezca lo mejor de usted, siempre.

Si “el amor es una magia”, ¿por qué no utilizamos sus poderosos conjuros incluso en el contexto laboral? Cupido ya nos lo dijo, y también Bryan Weiss: De todas aquellas cosas que existen en nuestro Universo, “Sólo el amor es real”.

Y usted, ¿ya está listo para convertirse, Aquí y Ahora, en hechizos de amor incondicional?

Dr. Ariel Orama López es psicólogo clínico y coach certificado. Autor del libro “Sinapsis Crëativa”.

lunes, 14 de noviembre de 2011

La caja de creencias y el Coaching

Por Víctor Barreda.

Comenzaré por definir que creencia es una idea que alguien considera verdadera, una idea es una imagen o razonamiento que existe o se haya en la mente de alguien.

Una frase que siempre me ha impactado en mi formación como Coach, ha sido “las ideas las tienes pero tus creencias te tienen a ti”. Desde que yo comencé en mi proceso de dedicarme a la capacitación y al desarrollo humano me apasionó precisamente la idea de trabajar con las creencias que las personas tienen acerca de sus vidas. Me parece paradójico que sean las creencia las que nos tienen, siendo nosotros quienes tienen las ideas. Así es, pareciera que un concepto creado de alguna vivencia, experiencia o aprendizaje ya sea cultural, de valores o de cualquier otro tipo, resulta el marco y al mismo tiempo el límite de nuestro campo de acción. Tener un grupo de creencias arraigadas o como las llamaré en este artículo “caja de creencias” nos limita o nos alienta a realizar una vida mesurada o de riesgos. Las creencias han sido adquiridas a lo largo y ancho de nuestra existencia y así como podemos identificar creencias que limitan podemos identificar las que nos motivan a hacer las cosas. La intención de este artículo es que pueda cada persona contestarse sinceramente la pregunta

¿Lo que creo, me impulsa o me limita a hacer eso que quiero?

Los seres humanos hemos elaborado a lo largo de nuestra historia de vida numerosas creencias producto de nuestra cultura adquirida, valores, educación, idioma que hablamos, país o región donde crecemos, religión, familia, experiencias de éxito o fracaso e inclusive vivencias traumáticas y hasta nuestro carácter y manera particular de ver el mundo contribuyen y conforman nuestra caja de creencias.

Esta caja de creencias hace que las circunstancias o vivencias cotidianas sean percibidas de una manera especial y única. Esto explica como en una familia y entre sus integrantes tengan opiniones distintas e inclusive opuestas de un mismo acontecimiento.

La buena noticia es que todo aquello que creas creer puede expandirse o modificarse, pues tienes evidencias que lo creías en tu niñez ahora tiene otros matices y perspectivas. Ciertamente quiero motivarte a que trabajes en y con tus ideas para que sencillamente obtengas más felicidad y logres todo aquello que te propongas en la vida.

Un Coach te apoyará para que definas que creencias te empoderan o limitan para alcanzar tus metas y objetivos, como un acompañante silencioso que pregunta y guarda silencio para que escuches lo que está oculto o lo que es evidente en ti. Trabajar con uno mismo tiene sus riesgos y más aún sus recompensas ya que el lograr ser, hacer y tener lo que nos propongamos en la vida es el reto de plenitud de la existencia humana.

Abramos pues la caja de Pandora que hay en cada uno de nosotros y averigüemos el bien o el mal que nosotros mismos procuramos a nuestra vida y aquí te dejo con la historia maravillosa de la Mitología Griega que de forma metafórica tiene un mensaje para todos nosotros para este año 2010.

Prometeo considerado el protector de la humanidad, decidió robar las semillas de Helios a los dioses y entregárselas a los hombres para que pudieran comer y realizar otras tareas culinarias.

Zeus se enfureció y ordenó la creación de una mujer que fue llenada de virtudes por diferentes dioses. Hefestodios del fuego y la forja, la moldeó de arcilla y le dio forma; Atenea le dio su ceñidor y la engalanó. Las Gracias diosas del encanto y la diosa de la Persuasión le dieron collares, las Horas diosas del orden y las estaciones, le pusieron una corona de flores y el mensajero de los dioses Hermespuso en su pecho mentiras, palabras seductoras y un carácter voluble.

Prometeo advirtió a Epimeteo no aceptar ningún regalo de los dioses pero Epimeteo no escuchó a su hermano y aceptó a Pandora, enamorándose de ella y finalmente tomándola como esposa.

Hasta entonces, la humanidad había vivido una vida totalmente armoniosa en el mundo, pero Pandora abrió el ánfora que contenía todos los males (la expresión «caja de Pandora» en lugar de jarra o ánfora es una deformación renacentista) liberando a todas las desgracias humanas (la vejez, la enfermedad, la fatiga, la locura, el vicio, la pasión, la plaga, la tristeza, la pobreza, el crimen, etc). Pandora cerró el ánfora justo antes de que la esperanza saliera.

Otra versión, sin embargo, narra que la vasija -traída por Pandora como regalo de Zeus- en realidad contenía los bienes. Al abrirla Pandora, escaparon hacia el Olimpo todos, excepto la esperanza”.

“Si crees que puedes o que no puedes, de cualquier modo tienes razón”

lunes, 7 de noviembre de 2011

Entrevista a Matilde Pérez, la mujer

Estimados lectores de ERDC, es un gusto para mi presentar en esta ocasión, como invitada especial de nuestra sección Entrevista a Matilde Pérez, directora de Coaching para Mujeres (www.coachingparamujeres.es), empresa dedicada a brindar asesoría a mujeres, por medio del arte del Coaching.

Matilde Pérez es Coach egresada de TISOC y parte del equipo de autores de ERDC. Una mujer llena de virtudes, que lucha por colaborar al género femenino en la consecución de sus metas personales y profesionales. Una mujer de armas tomar y de una personalidad que arrasa.

Hoy Matilde nos comparte su experiencia en el Coaching y nos hace partícipes de sus proyectos.

Gracias, Matilde, por esta oportunidad. A los lectores los dejo con la entrevista que nos ha concedido.

  • ¿Quién es Matilde Pérez? ¿Cómo se define esta mujer emprendedora que vela por el bienestar del género femenino? Soy una mujer del siglo XXI, llena de expectativas y ambiciones. Mi misión es animar y ayudar a muchas mujeres a ser más libres y a hacer muchas cosas porque las mujeres hoy estamos muy preparadas, muy diplomadas y sólo podremos rentabilizar esa preparación si nos atrevemos a salir de los estereotipos de género. Me gusta también animar a las mujeres a decir lo que saben hacer, a no esperar a que los demás se den cuenta. En el levantamiento de esta inhibición se sitúa el Coaching para mujeres.
  • Háblenos de su trayectoria profesional y de cómo llegó al mundo del Coaching y a TISOC. Llegué al Coaching desde las ciencias sociales, siguiendo yo misma un proceso de Coaching.
  • ¿Qué es el Coaching para usted? ¿Cómo lo define? Desde un punto de vista amplio, el Coaching es apoyar a una persona para que lleve a cabo sus proyectos. El Coaching para mujeres también tiene una parte de asesoramiento sobre técnicas instrumentales que se consideran muy necesarias, como por ejemplo la planificación, la gestión del tiempo, las habilidades de negociación y comunicación, rescatar aspiraciones, reducir el perfeccionismo.
  • ¿Por qué pensó en dedicarse al Coaching para mujeres? ¿Qué la motivó a tomar este camino? Las mujeres tienen muchos obstáculos en el mundo profesional para promocionarse, por ejemplo, pero también viven en un entorno laboral de hostilidad permanente y de humillaciones. La solución no es quejarse, sublimar, eclipsarse o resignarse, para obtener resultados positivos esas actitudes no ayudan, son más prácticas la preparación deliberada y voluntaria, trazarse un plan, seguirlo, tener claros los objetivos y pasar a la acción. Eso es lo que persigue el Coaching para mujeres.
  • ¿Qué enseñanzas, logros y satisfacciones ha alcanzado en su labor? Muchas y muy gratificantes. El resultado del Coaching es una transformación muy importante y un cambio de vida. Las mujeres descubren otra forma de enfocar su vida, una forma basada en la estrategia, una palabra que no tiene buena imagen porque la hacen sinónimo de manipulación cuando se trata simplemente de saber lo que queremos y los pasos necesarios para conseguirlo. A partir de ahí, es necesario organizarse, distinguir cuáles son las prioridades, dónde hay que concentrarse, etc.
  • ¿Qué temas son los más recurrentes en las consultas? ¿Cuáles son los principales problemas por los cuales las mujeres se acercan a buscar el servicio de Coaching? Las cuestiones profesionales:
    • La falta de reconocimiento
    • El miedo
    • La dificultad de las relaciones
    • La falta de motivación
    • Los retos
    • El “ninguneo”
    • Las barreras
    • Las expectativas bajas
    • El exceso de pensamientos
    Otros motivos se encuentran en las muchas dificultades que tienen las mujeres que no se atreven a avanzar por miedo a las penalizaciones sociales y a las represalias que se presentan de diversas maneras, por ejemplo:
    • La culpabilidad por no haber cuidado a sus hijos, por tener problemas con el cuidado de sus padres.
    • Las penalizaciones por meterse en terrenos masculinos, ya que el mundo del trabajo es un mundo de hombres y se rige por leyes masculinas, la cooptación es entre iguales-hombres, las mujeres se quedan fuera.
  • ¿Qué curiosidades ha encontrado en la práctica del Coaching en mujeres? No son curiosidades sino enfoques que caracterizan a las mujeres:
    • Las mujeres que están muy comprometidas con su trabajo son muy perfeccionistas y trabajan concienzudamente.
    • Muchas no son conscientes de las barreras cuando empiezan sus carreras y eso les permite avanzar. Luego las descubren, se sorprenden y entonces sacan todos los recursos para derribarlas y avanzar, más con ayuda del Coaching.
    • Muchas mujeres perciben que la vida profesional se añade a la vida tradicional y que a menudo ven ambas facetas en oposición. Ahora que se habla mucho de conciliar el trabajo y la vida familiar, las mujeres creen que son ellas las que deben hacer la conciliación. Con el Coaching entienden que la conciliación no es cosa suya sino de los hombres. Que son ellos los que tienen que conciliar la vida familiar y el trabajo porque ellas ya lo han hecho durante siglos.
  • ¿Qué opinión le merece la mujer de inicios del siglo XXI? El siglo XXI es el siglo de la igualdad efectiva. Las mujeres ya han esperado mucho tiempo y es el momento de tomar el poder, que no se da, se toma. Las mujeres están muy preparadas y hay demasiados hombres en los puestos de dirección y de responsabilidad. Es el momento de la diversificar la composición de las mesas de los consejos de administración, de las cúpulas de las empresas. El coaching para mujeres las ayuda a desafiar el statu quo y a lograr posicionarse y empujar y precipitar esa igualdad.
  • ¿Cómo ha recibido la comunidad femenina su labor y la de su equipo de trabajo? Si el Coaching cosecha la adhesión de las mujeres es porque tiene la ventaja de ser muy práctico y muy rápido. El cambio que se produce en las mujeres es el fruto de la combinación del apoyo, la planificación estratégica, clarificación de los objetivos, obtención de resultados.
  • ¿Su trabajo se realiza solamente en España? ¿Ha pensado ampliarlo a otros países, gracias a los medios electrónicos? Las nuevas tecnologías ofrecen muchas oportunidades y permiten acercar, incluso los continentes.
  • ¿Cómo visualiza su proyecto profesional en 5 años? Por un lado, cada vez hay más mujeres dispuestas a avanzar en este camino hacia el éxito, su plena integración en el mundo y, por otro lado, cada vez más la sociedad es consciente de que no se puede despilfarrar el talento de la mitad de la humanidad. y menos en período de crisis. Creo que el futuro pasa por estos supuestos y con ellos habrá que facilitar el camino de las mujeres que se afirman y propiciar que en el mundo profesional todas las mujeres tengan oportunidades reales. Ese es el trabajo de los próximos años.
  • Unas palabras para nuestros lectores. A los lectores de ERDC les envió un saludo lleno de cariño y les agradezco el interés por este tema. Pero sobre todo les deseo mucho éxito en todos sus proyectos.

viernes, 28 de octubre de 2011

Planeación de ventas II

Por Lic. Marco Antonio Santa Cruz

En el artículo anterior se mencionó la importancia de hacer una correcta planeación de ventas y los mecanismos que se han de considerar a la hora de realizarla. Ahora bien, una vez elaborada tal planeación, ¿está lista para ser ejecutada? No siempre es así, pues hay un factor que puede afectar el trabajo planeado: el miedo.

¿Miedo a qué? A perder. La idea de ser perdedores aterra, más aun cuando cualquiera podría llegar a serlo. De hecho, entre muchos conocidos, todos podríamos mencionar a unos cuantos perdedores: los posiblemente son altamente capaces, inteligentes, creativos y serios, pero que por alguna razón nunca logran hacer algo para alcanzar el éxito, aquellos que, aún con las cualidades y competencias para conseguir lo deseado, nunca despegaron del suelo, ni salieron de la mediocridad. ¿Por qué han sido malgastadas esas vidas? Por miedo.

Enfrentando el miedo

De todas las emociones, el miedo es el factor que causa más desperdicio de aptitudes humanas. Es la anticipación del peligro o sufrimiento. No permite lograr lo que se desea, porque se trata de evitar las experiencias penosas. Inmoviliza, incapacita para tomar decisiones y actuar.

La influencia del miedo deteriora la capacidad para:

  • Vender las cualidades propias, de un producto, servicio o empresa
  • Establecer mejores relaciones con los clientes (en el proceso de venta)
  • Cerrar ventas o buscar compradores de manera eficiente

El miedo impide establecer métodos productivos que conducen paso a paso al logro de los objetivos trazados y es el origen de las tres claves del fracaso:

  • Perfección inalcanzable
  • Falta de resolución
  • Parálisis

¿De qué nos asustamos?

La raíz del problema se encuentra en la mayoría de nosotros: sospechamos interiormente de que, en realidad, carecemos de valía.

¿Valemos?

Casi todos somos básicamente inseguros. Esta sospecha de que no valemos se manifiesta bajo la forma del miedo. Nos asusta que cualquier acción o decisión llegue a demostrar que no valemos. Cada encuentro o cada intento de realizarnos pone a prueba esta hipótesis, pero, cada éxito o realización nos abre la posibilidad de probar que somos bastantemente buenos y que podemos disipar el fantasma de la falta de valía

El miedo en el ámbito de las ventas

Muchas personas no poseen la fortaleza suficiente para soportar las presiones de la competencia en la venta y terminan abandonando esa actividad. Una actitud positiva permite vencer el miedo inicial. Debemos identificar esos miedos.

Una amenaza desconocida es mucho más intimidatoria que aquella a la que se puede dar nombre. Una vez que sabemos cuáles son esos miedos, estaremos en condiciones de superarlos. “Lo único que debemos de temer es el miedo mismo”.

Lo oscuro de las motivaciones

¿Es la venta una actividad digna y legítima? No solamente es valiosa, es vital, puesto que es el alma de nuestra economía. Todas las actividades dependen de las ventas, no hay nada que pueda progresar sin ellas.

Las ventas generan puestos de trabajo, que a su vez generan ingresos, fundamento que soporta la vida de los miembros de nuestra sociedad.

Muchas sociedades señalan al vendedor como el que explota al comprador. Pero el vendedor se porta mal únicamente cuando representa mal lo que está vendiendo, o si ejerce coacción o amenaza sobre el comprador. No es posible que el que el vendedor obligue a un cliente a comprar lo que este no está dispuesto a comprar. De esta forma, se hace necesario preparar al vendedor para que desarrolle su actividad de la manera correcta, destacando sus capacidades en un entorno ético y profesional.

El vendedor es un profesional capaz de:

  • Resolver problemas
  • Satisfacer necesidades
  • Enlazar a la empresa con el mercado

La venta consultiva busca:

  • Elevar la satisfacción de los clientes por encima de lo que estos hubieran logrado por ellos mismos.
  • Clave: presentarse ante clientes conscientes del problema y ayudarles a identificar el problema.

Determinación y consecución de objetivos

Todos poseemos la capacidad y la fuerza para hacer cualquier cosa que resulte necesaria a fin de garantizarnos el éxito en las ventas. Esta fuerza puede llevarnos a crear un futuro que jamás posiblemente hemos soñado. ¿Cómo podemos liberar ese potencial, desatar el poder y aprender a tener éxito?

Cristóbal Colon no solo navegó, sino que navegó hacia el oeste. Si deseamos crear un nuevo mundo de éxito, debemos elegir un objetivo o dirección concreto, de otra forma nuestras probabilidades serán pequeñas.

  • No podemos confiar en la inspiración
  • Existe un método sencillo para la determinación de los objetivos
  • Nuestro cerebro está equipado para operar en consecuencia

Autoimagen y psicocibernética

Para alcanzar nuestros objetivos, el cerebro humano y el sistema nervioso operan de acuerdo con los principios de la cibernética (gr. timonel). Nuestro cerebro y sistema nervioso son mecanismos que se esfuerzan en pro de los objetivos, nos gobiernan dirigiéndonos hacia el triunfo o el fracaso según como les hayamos ajustado y en función de los objetivos que tengamos fijados. Si nuestra autoimagen es de calidad inferior, o peor aún, negativa, estamos determinando objetivos de autolimitación o tal vez de fracaso.

El timonel que hay en nuestra cabeza actúa automáticamente de modo que nuestros logros sean pequeños o inexistentes. La autoimagen es la clave verdadera de la personalidad y de la conducta

Si estamos en condiciones de cambiar nuestra autoimagen y fijar objetivos más altos, podremos romper el caparazón que envuelve nuestra:

  • Personalidad
  • Conducta
  • Realización

Nuestra autoimagen no se cambia mediante el intelecto, sino por medio de la experiencia del éxito. Gracias a la experiencia, la naturaleza nos ofrece una ocasión para que este propósito pueda sintetizarse en la mente. El cerebro no distingue entre una experiencia real y otra que usted se haya imaginado.

Visualice el éxito

Debemos de escapar del poder hipnótico de creencias como:

  • No puedo
  • No valgo lo suficiente
  • Tengo limitaciones

Para ser más eficientes, debemos eliminar esas ideas autolimitadoras que crean esa imagen negativa. Para reemplazar los objetivos negativos por otros nuevos, tenemos que hacer un ejercicio de visualización.

Trabajar en pro de los objetivos

  • Después de ordenar el timonel mental hacia la dirección correcta, quedan ejercicios mentales, analíticos y prácticos para verificar nuestra meta

En la determinación de objetivos son muy importantes la planificación y la disciplina.

Estrategias efectivas de búsqueda de clientes/ventas potenciales

Buscar nuevos clientes y/o hacer nuevas ventas es caro, de aquí nace la necesidad de evitar avanzar sin rumbo y de recopilar los datos que faciliten nuestra meta.

Cuando un cliente afronta una dificultad que debe superar experimentará una necesidad. Nuestra parte es ayudarle a superar esa necesidad gracias a:

  • Nuestros productos
  • Soluciones

Estrategias efectivas de búsqueda de clientes/ventas potenciales

Una necesidad se compone de dos factores y de una (o varias) soluciones:

Factores:

  • Suma de problemas o dificultades
  • Preocupaciones

Todo esto genera motivaciones

Solución:

Vendrá de la mano de los productos o servicios que deseamos vender.

La facilidad con la cual el cliente adopte a la solución que le propongamos será sometida a dos principios:

  • Pertinencia
  • Credibilidad

Principio de pertinencia

Consiste en la aptitud, la eficacia, la conveniencia y la congruencia. Se da cuando proponemos a nuestro cliente una solución en relación a su necesidad. Posiblemente requiera adaptación

Principio de credibilidad

Cuanto más creíbles se presenten las soluciones ante el cliente, más posibilidades se tendrán de ser recibidos por él y de poder convencerle para que adopte nuestra propuesta.

¿A qué se debe este principio?

  • A la necesidad que tiene la gente de garantizara una buena compra
  • Si queremos que nos escuchen nuestro cliente debe tener la sensación de que nuestra propuesta es la adecuada
  • El principio de credibilidad es el que empujará a aceptar una visita, a escucharnos y después valorará la viabilidad para tomar la decisión final.

Así, pues, hay que vencer el miedo en cuestión de ventas. El miedo se vence por medio de la juiciosa planeación y la correcta aplicación de estrategias y principios de ventas.

El Lic. Marco Antonio Santa Cruz es MBA, profesor universitario, Director y Coach Empresarial de la organización SOS CONSULTA, de Guatemala.

lunes, 24 de octubre de 2011

Tu Misión y Objetivos

Por José Ramón García Melián

Un reciente ejercicio de rol en la práctica de Coaching con mi “intrépida” tutora Silvia Díaz, en el que ella hacía el papel de coachee, me ha permitido reflexionar en un aspecto de nuestra – digamos - gestión personal, con en el que quizás no contemos demasiado, puede que debido al ritmo tan trepidante que vivimos y que nos impide o dificulta tener una visión de hacia dónde vamos, de lo que queremos y del por qué, moviéndonos a veces como un pollo descabezado y yendo por nuestra vida de aquí para allá sin ton ni son.

¿Realmente somos conscientes de cuál es nuestra Misión en nuestra vida o en nuestro trabajo…? Puede que ni nos lo hayamos planteado. Decía Leon Tolstoi “Si no se tomara la vida como una misión, dejaría de ser vida para convertirse en infierno”, y un infierno es algunas veces lo que experimentamos las personas, quizás, porque no tenemos una Misión, o sea, un motivo, un fin, sino simplemente nos dejamos llevar. Una de las principales consecuencias de caminar sin un fin claro es la de sentirnos perdidos y sin una razón para el por qué, y con frecuencia no valorar realmente lo que somos y podemos hacer.

Quizás nos ayude a diferenciar entre nuestra misión y lo que son nuestros objetivos, si nos planteamos estos últimos como triunfos que están en nuestro mundo interior: tener salud, conseguir un trabajo con una buena remuneración (¡Hoy en día casi que nos contentaríamos con tener simplemente trabajo!), una buena casa, etc. Sin embargo para llegar a conocer lo que es nuestra misión, debemos buscar fuera de nosotros, en el mundo de los demás, y no tiene que ser necesariamente la misma que la de la Madre Teresa o la de Oskar Schindler (hombre de negocios reclutado por la SS a comienzos de la Segunda Guerra Mundial, que salvó de morir en los campos de concentración Nazis a unos 1200 judíos). Es más, yo soy de la opinión que no tenemos por qué tener una sola misión, podemos tener varias, pero todas ellas deben tener su sentido en el mundo de los otros. Me parece una ilustración adecuada a lo anterior el siguiente texto del poeta metafísico inglés del siglo XVI, John Donne:

Nadie es una isla, completo en sí mismo; cada hombre es un pedazo de continente, una parte de la tierra.; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia. La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente, nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.

Realmente lo que somos y hacemos tendrá mayor o menor sentido en la medida en que nos sintamos parte de los demás y obremos en consecuencia. Nuestra misión es nuestra declaración de intenciones a nosotros mismos y al mundo, ya sea en el campo laboral o en el personal, la verdad es que ambos están íntimamente relacionados. El tener una idea clara de cuál es nuestra misión y recordarla periódicamente es vital. Tengo la experiencia personal de haber trabajado en un servicio de emergencias junto a personas que todos los días se jugaban la vida para salvar la de otros, pues bien, algunos de ellos, lejos de estar motivados por esta circunstancia, habían perdido esa motivación y en ellos afloraba la desgana y la monotonía. Tuve la oportunidad de ayudar a alguno simplemente haciéndole recordar cuál era su misión, la de servir al ciudadano, y con ello recordar también el motivo de su vocación.

Quizás no sería mala idea en el desempeño del Coaching el recordar nosotros y hacerle recordar a nuestros coachees que cada uno de nosotros tiene una misión y ella es la que nos da sentido a lo que somos y hacemos.

(El autor es estudiante de Coaching Personal en TISOC. Puede contactar con el autor desde autores@tisoc.com).

viernes, 30 de septiembre de 2011

Empresa: Rutinas defensivas y destrezas de incompetencia

Por Waldemar J Ramírez

Rutinas Defensivas

Una “rutina defensiva” es toda acción llevada a cabo por un individuo o grupo para evitar situaciones que son potencialmente embarazosas y/o amenazantes.

Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Evitar y evadir (“Yo no tengo que ver con eso… Eso no es mío…”).
  • Actuar con mano dura y de forma pesada para desalentar la interacción.
  • Acomodar puntos de vista ajenos sin convicción, meramente para aparentar que “me llevo bien con otros”.
  • Abogar sutilmente a favor de nuestra posición, a la vez que cuidamos no “perturbar” los otros puntos de vista.
  • Convertir todo tema potencialmente embarazoso o amenazante en un “asunto indiscutible”, o sea, en algo que no se va a discutir (“vamos a dejar eso para otra ocasión; vamos a discutirlo fuera de la reunión…”).
  • Pretender que los problemas no son tan grandes.
  • Desviar la culpa de lo que no se hace bien; cubrir los errores y luego cubrir el encubrimiento.

¿Puede usted identificar algunas de estas rutinas dentro de su organización? Estos patrones de pensamientos y comportamientos defensivos pueden ser tan dominantes que muchos lo consideran la norma operacional. Pero estas prácticas conducen a un clima de conformismo, a un patrón de errores cada vez más serio, a la postergación de decisiones y a la ejecución inefectiva. En fin: crean una organización inmanejable, caracterizada por un equipo de individuos “diestros en la incompetencia”.

Destrezas de incompetencia

La habilidad de “llevarse bien con los demás” NO necesariamente es siempre una ventaja. Evitando creativamente todo conflicto con sus compañeros de trabajo, algunos ejecutivos eventualmente provocan caos organizacional. La explicación de esto reside en el concepto de “destrezas de incompetencia”. Esto ocurre cuando el ejecutivo domina el uso de rutinas de comportamientos defensivos y evasivos (la “destreza”), produciendo resultados que no son los que en realidad deseaba obtener (la “incompetencia”).

Considere la siguiente situación, probablemente muy familiar en su esencia:

El presidente de una empresa reúne a su alto equipo ejecutivo – todos individuos brillantes y dedicados – para formular un nuevo plan estratégico. La empresa ha venido creciendo enormemente, pero el presidente teme que se avecinan serios retos administrativos y desea reenfocar la organización.

Según él presidente ve las cosas, la compañía está dividida entre aquellos inclinados a vender productos y servicios de aplicación general para las masas, y aquellos orientados a generar productos y servicios hechos a la medida para clientes profesionales. Cada bando sospecha del otro, pero el presidente desea que el equipo ejecutivo - actuando al unísono - tome las decisiones estratégicas necesarias. Se celebran varias reuniones maratónicas con ese propósito.

Aunque las reuniones se llevan a cabo en un ambiente agradable, el grupo no llega a ningún acuerdo final. “Compilamos unas listas muy valiosas de asuntos importantes – pero no pudimos llegar a decisiones finales” - comenta uno de los vice-presidentes. Otro añade: "Es desalentador ver que esto nos ocurre cada vez que nos reunimos.” Un tercer ejecutivo expresa con frustración: “¿Cómo crees que se siente nuestra gente al vernos fallar repetidamente?”

Éste es un grupo de altos ejecutivos, que se respetan mutuamente, altamente comprometidos. Sin embargo, cada vez que se reúnen, fallan en crear esa visión y las estrategias que necesitan. ¿Qué está pasando aquí? ¿Son estos ejecutivos realmente tan incompetentes, o son víctimas de sus propias “rutinas defensivas”?

Eliminando las “Rutinas defensivas”

Hay muchas formas de asesorar un equipo para que elimine sus “rutinas defensivas”. Consideremos los siguientes ejemplos:

1. Combinar el “Patrocinio” y el “Cuestionamiento” para promover conversaciones productivas

Una actitud de “patrocinio” conlleva revelar de forma clara los puntos de vista de uno sobre algo. El “cuestionamiento”, por otro lado, conlleva descubrir el razonamiento de otros; no va dirigido a convencer a los demás sobre un punto de vista, sino a descubrir cómo otros forman las conclusiones y creencias detrás de sus acciones. La combinación de ambas actitudes usadas positivamente facilita la apertura entre los miembros de un equipo y promueve el aprendizaje grupal.

Imagine usted una reunión donde se escucha la siguiente:

  • “¡Esa es una idea estúpida![(falta de) Patrocinio]
  • “¿Tú quieres arruinar el acuerdo?” [Cuestionamiento (destructivo)]

Ninguna de estas aseveraciones promueve la apertura necesaria para compartir o aprender. En todo caso, aumentarán las actitudes defensivas de los involucrados en la conversación.

Considere ahora las siguientes aseveraciones:

  • “Estoy comprometido con ésta idea [Patrocinio]. Sin embargo, estoy abierto a explorar y entender las dudas que puedas tener sobre esto. ¿Me podrías compartir tus inquietudes?” [Cuestionamiento (constructivo)]

Aquí se puede observar la combinación de “patrocinio” y “cuestionamiento” usados positivamente, creando una invitación a aprender más sobre el asunto en cuestión y alcanzar así una mejor decisión.

2. Confrontar la rutina defensiva

Se puede también -de forma cortés, pero con firmeza- confrontar la rutina defensiva preguntándole a ejecutivo en cuestión: “¿Qué es lo que estás pensando pero no diciendo?”

3. Quemazones controladas

Otra posibilidad es llevar a cabo instancias de “quemazones controladas”. Esto es, digamos,tomar media hora en la agenda de una reunión grupal para desmenuzar deliberadamente un asunto que –de otra forma– podría ser explosivo, manejándolo controladamente, llevando al grupo a ver los diferentes aspectos del asunto. El equipo desarrolla un entendimiento compartido sobre los dilemas que cada persona experimenta. Los miembros del equipo comienzan a entenderse unos a otros mejor e identifican qué podrían hacer diferente en el futuro – ¡sin evadir el asunto!

Invitación a la acción

A modo de asignación, identifique una situación reciente donde los resultados de una decisión importante fueron inferiores a lo que se aspiraba lograr. Reconstruya los eventos y las conversaciones que precedieron dicha decisión. Identifique al menos una “rutina defensiva” que tuvo lugar en ese proceso. Evalúe cómo esos pensamientos y comportamientos defensivos pudieron haber influenciado en la calidad de la decisión. Finalmente, reflexione: ¿cómo manejaría este proceso si tuviera que hacerlo otra vez?

El autor es coach PE, CC, profesor universitario, coach certificado y fundador de Integrant Consulting Associates, compañía dedicada a facilitar niveles superiores de rendimiento y ejecución en individuos y empresas.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Dirección: Reorganización estratégica

Manuel López Jerez

Ya sabe usted que no pretendo dar lecciones sobre management y liderazgo, optimización del rendimiento organizacional, comunicación interna, etc. Mi intencionalidad al escribir éste y otros textos, es la de hacerle reflexionar sobre algunas cuestiones, conceptos, circunstancias y vivencias del día a día laboral, empresarial y profesional, que le puedan ayudar a mejorar sus planteamientos y enfoques organizativos, empresariales y laborales.

No crea que cuando hablo de estrategia me refiero al concepto que en estos últimos años han utilizado, egocéntricamente, demasiados profesionales del ámbito de la gestión y la dirección empresarial. Ni se preocupe si al acabar de leer el texto usted es consciente de que ha actuado como uno de ellos. Lo importante es re-organizarse lo antes posible; como se suele decir: “más vale tarde que nunca”, aunque en esta época el tiempo cuesta mucho y es difícil encontrarlo.

¿Se considera usted un “mimético”? He escrito algún texto sobre este colectivo de estrategas de salón, cuyo único objetivo es el beneficio propio y el de alguno de sus simpáticos ayudantes y colaboradores externos, que juntos hilan la madeja del maquillaje corporativo, que triste y lamentablemente, han situado a las empresas que dirigen en una posición de debilidad corporativa, de quiebra técnica?

Un estratega en el ámbito de las organizaciones empresariales trabaja para la colectividad de la organización que dirige, bajo parámetros de una ética profesional que garantice el beneficio en la cuenta de resultados. El Sr. Ramón Adell (Presidente de la Asociación Española de Directivos) declaró en un medio de comunicación: “es necesaria una mayor formación en ética y valores”.

Los miméticos no son transparentes, cambian de color, de forma y, llegado el momento, de olor. Hay que reconocerles un cierto arte del camuflaje, de la picaresca mediterránea. Construyen su discurso con las palabras “que tocan”, según su estrategia para esconder realidades negativas de una pésima gestión empresarial, de un estilo de dirección y liderazgo enfermizo, contraproducente y causante de grandes pérdidas económicas.

Usted puede preguntarse: ¿dónde está el mimético? ¿Está en mi empresa? ¿Es un compañero del equipo directivo? ¿Soy yo uno de ellos y no me identifico? En estos últimos tiempos de bonanzas económicas, de proyecciones astrales, era difícil identificarles. Todo iba bien, todo se justificaba, todo se maquillaba. Que la Junta rectora de la Cooperativa, la Junta de Accionistas de la sociedad conozca la realidad virtual, que escuchen lo que quieren escuchar y vean lo que quieren ver, ésta es la máxima y el principio de todo comportamiento y acción profesional de un mimético.

Sinceramente he de decirle que no me interesan los miméticos. Desde el punto de vista personal, parece que han triunfado, aunque en la trastienda, las medallas sean de hojalata. Lo que sí me interesa mucho, desde un enfoque de mejora organizativa, profesional y empresarial es desmaquillar a este tipo de profesionales que tanto daño causan a las empresas que gestionan y dirigen, por sus actitudes, comportamientos y decisiones perjudiciales para la salud corporativa, en su integridad.

Las empresas enfermas no sólo lo están en el aspecto económico, sino que también lo están en el humano, afectando la salud de muchos trabajadores, generando pérdidas por absentismo, bajo rendimiento y una mala imagen corporativa.

La reorganización estratégica deben llevarla a cabo, en primer lugar, los profesionales del equipo directivo, para posteriormente ponerla en marcha en toda la organización, con la participación de la Junta Rectora (en el caso de una Cooperativa), o de la Junta de Accionistas (en el caso de una sociedad). Es muy importante para garantizar el éxito de la estrategia corporativa que todos estén y se sientan involucrados en la RE-ORGANIZACIÓN de la empresa.

Ahora que sabemos lo poco rentables y peligrosos que son los miméticos, deberíamos de trabajar para detectarlos y adoptar medidas personalizadas, siempre bajo el criterio de una ÉTICA profesional y empresarial y con las miras puestas en la colectividad, en el gran beneficio que genera una empresa estratégicamente organizada, dirigida y gestionada.

Los mercados internacionales, la competitividad, la inestabilidad financiera están desmaquillando a muchos profesionales que han vivido a cuerpo de rey, señores del reino del buen vivir, sin perjuicios de sus egocéntricos comportamientos gerenciales.

Volver a organizar estratégicamente las empresas es, desde mi punto de vista profesional, urgente y necesario para afrontar las circunstancias adversas en la que estamos inmersos. La estrategia comienza con uno mismo para darse y servir a los demás. En momentos de tensión profesional es necesario retomar la perspectiva de la situación. No hay que viajar a un país exótico, ni aventurarse a volar en un parapente, ni tantas aventuras que nos quieren vender; usted puede y debe encontrar espacios de reflexión -si es en la naturaleza, mucho mejor- y reorganizar sus planteamientos gerenciales, manteniendo todo lo que ha funcionado y corrigiendo los errores que haya detectado.

Puede asegurarse el éxito de la reorganización, trabajando día a día en el cambio de CULTURA EMPRESARIAL y profesional, que quiere implantar en la empresa que dirige, sin prisas, pero sin pausas, poco a poco, asentando los principios del nuevo estilo de dirección que usted va a poner en marcha con su ejemplo de liderazgo colectivo, siendo un LÍDER SERVIDOR.

Aprenda usted el oficio de servir y tendrá garantizado el éxito como gestor de integración del equipo que dirige, así generará una cultura de empresa basada en la colaboración, en el compromiso laboral, en la proactividad profesional, en la EXCELENCIA LABORAL.

El autor es consultor y coach empresarial.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

La vida cambia ¿Cambian las mujeres?

Matilde Pérez

Las mujeres necesitamos pedir y hacer muchas prácticas aprender a hacerlo sin aprioris, pues no siempre sabemos cómo y, sobre todo, no estamos acostumbradas a hacerlo. Mientras la vida cambia, muchas mujeres seguimos pensando “como antes”.

La maternidad sigue paralizando la vida profesional de las mujeres como si el cuidado de la familia fuera exclusivamente nuestro. ¿Por qué no preguntar al padre cómo ha pensado apoyar el cuidado de su hijo, cuánto tiempo ha reservado para acompañarlo a la guardería, al pediatra, etc.? Es imposible salir del estereotipo sin replantearnos el reparto de tareas familiares y sin renunciar a la exigencia de ser la cuidadora de todos. La vida ha cambiado, las mujeres trabajamos, ¡cambia tú también! Un plan y unos pocos objetivos son suficientes para que todo se transforme; incluso si al principio los logros son pequeños, serán suficientes para impulsarte.

Las mujeres podemos empezar a no contraponer el trabajo y a los hijos, a dejar de pensar cuál de las dos cosas es la más importante. Prueba a decir: el trabajo es central en mi vida.

1. Transformar el contexto, pensar en clave de cambio

Sería injusto pensar que las únicas responsables de la desigualdad, somos las mujeres. La sociedad debe dar un paso hacia adelante y asumir la responsabilidad de lograr mayor justicia para todas las personas, sin dejar de lado el talento de las mujeres.

Sin menoscabo de esta labor, es evidente que las mujeres tenemos en nuestras manos parte de la clave del cambio, modificando nosotras mismas de enfoque, de gafas, de modelo nuestra propia vida.

2. Un dilema difícil de manejar

  1. Las mujeres no deben parecer ambiciosas.

  2. Las mujeres deben parecer vulnerables.

  3. Las mujeres no deben parecer severas o agresivas.

  4. Las mujeres no deben dar miedo a los hombres.

Si las mujeres asumimos cualquiera de los roles arriba mencionados, podemos ver nuestra carrera e impulso paralizados. Si las mujeres no somos ambiciosas, ni vulnerables, también puede darse tal estancamiento. Se trata de que la conducta de la mujer sea siempre muy arriesgada. Un hombre puede permitirse ser agresivo, dominante; se espera eso de él, incluso se valora positivamente tal comportamiento, porque pone orden. A una mujer se le sanciona fácilmente si asume tales conductas. Así mismo, la asertividad también está mal vista en las mujeres, ya que no está bien pedir lo que se quiere; presumir también está mal visto y las mujeres fanfarronas son rápidamente censuradas y penalizadas.

La situación es delicada, pero si hay que hacer y rehacer el catálogo de todo lo que está mal visto y es castigado es porque es necesario tener toda la información para actuar de manera estratégica. Muchas veces notamos cómo a nuestro alrededor, ante cualquier iniciativa, nos quieren colocar en esos dilemas. Si lo sabemos, es más fácil reconocerlos, ignorarlos, no entrar en ellos y hasta reírte: sabes que tu camino no es ese porque así lo has elegido.

3. Atreverse competir

Desde hace aproximadamente diez años, diferentes estudios han señalando que las mujeres no nos atrevemos a pedir, tememos la negociación y rechazamos la competencia. En nuestras sociedades, estos valores culturales se identifican con el género masculino y las mujeres quedamos fuera. Los estereotipos femeninos son: la generosidad, estar al servicio de los demás, la abnegación, entre otros. No es de extrañar que la competencia, que está en las antípodas de la abnegación ciega, sea un estigma para quien se atreve a practicarla y merezca un castigo por parte de una sociedad tan conservadora culturalmente como la nuestra.

Ahora la presencia de las mujeres en la universidad es masiva, logramos mejores calificaciones, tenemos habilidades indiscutibles… Pero todo ello queda ahogado y sin rentabilizar. Desde el Coaching animamos a las mujeres a que seamos conscientes de estas cuestiones que se presentan a diario para que no las sigamos dócilmente. Es urgente tomar otro camino, como lo es no alimentar el estereotipo en la educación.

4. El problema de querer gustar

Si las mujeres adoptamos el patrón de gustar, de no querer promocionarnos, de restringirnos a nosotras mismas, de ser o parecer vulnerables, no nos va mejor, nos va muy mal; esta actitud no nos muestra ni nos hace sentir capaces para dirigir proyectos… Si te excluyes no tienes nada; si no pides una promoción porque te has desanimado porque te han hecho comprender que eso no está dentro de las expectativas de género, no la obtendrás. Querer gustar a todos es una carga irreal y poco humana, es sencillamente imposible.

5. No es tu imaginación

Una vez dicho que nada de lo que te pasa es fruto de tu imaginación y que los mensajes del estereotipo están por todas partes, tendremos que hacer algo, por ejemplo: desaprender la lección.

  1. Seguir el ejemplo de muchas mujeres que están hartas de vivir en esa cultura mediocre, han montado sus propios negocios y trabajan por su cuenta.

  2. Establecer redes de ayuda para mujeres. Un trabajo de lobby puede ayudar en algunas empresas a conquistar parcelas, tener oportunidades, apoyo.

  3. Buscar mentores es un camino que han seguido muchas mujeres que se han situado donde les correspondía.

  4. Buscar y presionar para que las promociones se basen en datos objetivos, lo que está sujeto a la decisión de comités, comisiones que evalúan sin objetividad a menudo y que dicen que a los expedientes de las mujeres les falta madurez, etc…

  5. No desanimarse, no retroceder. El combate no se resuelve en dos días. Como decimos aquí, la perseverancia es estratégica, así como tener un plan claro y unos objetivos concretos. Todo ello es posible hacerlo en solitario, pero se hace mucho mejor en el marco del Coaching. Muchas veces nos gana la sensación que damos bandazos, avanzamos y retrocedemos. Recuerda, LO APRENDIDO por todos nos está situando permanentemente en roles que queremos dejar.

6. Para acabar, unas estrategias generales

Aplícalas y luego analiza el resultado:

Haz preguntas. Las mujeres preguntamos poco y contamos mucho más de los que nos conviene.

Ten en cuenta que la autoestima es un instrumento necesario para lograr tus objetivos. Las mujeres solemos tener una autoestima insuficiente.

Nadie te va a descubrir. Las mujeres tememos que alguien nos descubra.

No olvides la retribución a tu esfuerzo. Las mujeres tendemos a concentrarnos únicamente en la contribución operacional.

No te disuelvas en la empatiza. Las mujeres a veces preferimos poner la perfección en el lugar de los demás y anticiparnos mentalmente a lo que el otro quiere; eso puede frenar la consecución de los propios objetivos.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Alerta al acoso moral laboral “Mobbing”

Vanessa I. Vélez

El “mobbing” se define como el acoso psicológico y moral en el trabajo. Leymann (1996) lo presenta como “una persona o un grupo de personas que ejercen una violencia psíquica extrema, de forma sistemática y recurrente -al menos, una vez por semana y durante más de seis meses- sobre otra persona en el lugar de trabajo, todo ello con la finalidad de destruir o perturbar su actividad laboral”. Por otro lado, Piñuel (2000) considera que el mobbingtiene como objetivo el “intimidar, opacar, reducir, aplanar, amedrentar y consumir emocional e intelectualmente a la víctima con el propósito de sacarla de la organización”.

El acoso laboral o “mobbing” es un dilema muy antiguo y existe en diferentes culturas y civilizaciones; de hecho, se ha agudizado y manifestado en los últimos años dentro de las organizaciones privadas y con más frecuencia en los gobiernos. Las estrategias que utilizan los acosadores o “mobbers” son, más bien, de índole psicológica, pues la intención es no dejar “rastro o huella” del acoso.

El acoso afecta el estado psicológico, emocional y físico del empleado o víctima dentro del entorno del trabajo y fuera de éste. Es provocado por un acosador que, según los expertos en conducta, tiende a mostrar los siguientes rasgos de personalidad:

  • Controlador
  • Posee baja autoestima
  • Tiene necesidad de reconocimiento
  • Miente con frecuencia
  • Posee miedos
  • No tiene sentimientos de culpa
  • Entre otros perfiles que son llamados “psico-terrorista laboral”.

Se señala que el fin último del acosador es el asesinato psicológico de la víctima y el motivo principal es encubrir su propia mediocridad, todo ello, debido al miedo y la inseguridad que experimentan los acosadores hacia sus propias carreras profesionales. El asociado, que es sometido a un proceso de estigmatización, se atenta a la dignidad y privación a sus derechos por parte del acosador y, en ocasiones, por parte de la organización.

A continuación les presento algunas situaciones que enfrenta una persona o víctima que está siendo o ha sido acosada frecuentemente en su trabajo:

1. Hostilidad continua por parte de un compañero(a) o supervisor 2. Bromas y epítetos de mal gusto 3. Atentado contra su dignidad y ataques a sus convicciones personales 4. Duda y criticas con frecuencia sobre su trabajo 5. Aislamiento y disminución de áreas de responsabilidad clave 6. No tomar en cuenta sus opiniones e ignorar su presencia 7. Sobrecarga selectiva de trabajo 8. Dan entender que tiene problemas psicológicos 9. Amenazas de manera continuada a la víctima o coaccionarla, entre otros acosos y hostigamiento moral.

Confío en el buen juicio de las empresas privadas, agencias de gobierno, organizaciones y a sus dirigentes para que estén vigilantes y establezcan códigos de normas de conducta de “mobbing” dentro de sus políticas internas y que, a su vez, sirvan de prevención contra el acoso laboral. En fin, todos buscamos un buen ambiente, un clima laboral positivo lleno de productividad y donde se nos respete nuestra dignidad.

Finalmente, manténgase alerta ante el acoso o “mobbing” y busque información al respecto: no permita que lo antes mencionado le afecte su vida laboral y personal. Si siente que este le está causando estrés y ansiedad laboral, busque ayuda profesional y no descarte tomar alguna acción legal: están su derecho.

La autora es Especialista en Recursos Humanos y ofrece servicios de consultoría a empresas.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Evaluación de competencias con caballos

Juan Fenollar

Hoy en día las empresas, a la hora de contratar personal, no se conforman sólo con seleccionar profesionales que sepan hacer bien un determinado trabajo o que tengan unos conocimientos académicos o técnicos específicos. Muchas empresas se preocupan por contratar profesionales que reúnen un determinado tipo de habilidades o cualidades y cada puesto de trabajo exige una serie de competencias determinadas.

Cada empresa tiene su propio listado de competencias y la evaluación de los comportamientos que se asocian a cada una de éstas. De la misma forma, las competencias varían si la empresa busca candidatos llamados a ocupar un primer empleo (capacidad de aprendizaje, flexibilidad para adaptarse a los cambios, trabajo en equipo, empatía) o bien, si pretende cubrir puestos que requieran experiencia (iniciativa, capacidad de decisión y gestión de equipos de trabajo, creatividad, liderazgo, control de las emociones).

Existen muchas y variadas metodologías para analizar y medir las competencias de los candidatos a ocupar un puesto de trabajo o para promocionar internamente a los empleados de una empresa. Estos sistemas de medición y evaluación buscan información precisa sobre las competencias requeridas para el puesto.

Existe, sin embargo, la posibilidad de que las empresas conozcan las competencias y habilidades naturales de sus candidatos o empleados a través de la interacción de éstos con caballos.

Los equinos permiten, a través de una serie de ejercicios y pruebas específicos que no requieren montar al animal, respuestas inmediatas y directas, sinceras y verdaderas sobre cómo somos y cómo nos relacionamos, comunicamos y generamos confianza en los demás. Los caballos no juzgan, simplemente reaccionan de forma natural y honesta, y ponen a prueba nuestras competencias de liderazgo, coherencia, empatía, seguridad y claridad de intención.

Con esta metodología, a partir de las respuestas de los caballos, la empresa puede detectar y destapar, de entre sus empleados, a líderes que hasta el momento estaban ocupando puestos sin ningún tipo de responsabilidad y que, con la debida formación y preparación, están llamados a ejercer un liderazgo eficaz. De la misma manera, se corre el peligro de poner en evidencia a mandos de la empresa que no consiguen una respuesta adecuada por parte de los caballos, pero que, siguiendo un plan de acción para que trabajen aquellas competencias que necesiten mejora, pueden ejercer un liderazgo verdadero y eficaz.

Podemos concluir que esta herramienta puede ser un complemento a los tradicionales sistemas de evaluación que permitan acelerar y definir con mayor precisión las competencias de futuros empleados o de aquellos en proceso de promoción interna.

Juan Fenollar es Coach profesional y trabaja en Exthende Human Capital, SL, Valencia, España.

viernes, 9 de septiembre de 2011

El secreto para atraer y venderle a sus clientes dentro o fuera de Internet

Diana Fontanez

La gran mayoría de los empresarios complican las cosas cuando de publicidad y ventas se trata. No obstante, este no es problema si se aplica la estrategia PRV™, creada por la autora, para atraer, capturar y vender. Empecemos.

P = Publicidad

Temida por muchos y odiada por aquellos que invierten en ella sin resultados, la publicidad es el secreto para tener éxito en un negocio. Muchos la utilizan y miles la detienen cuando las cosas no van bien, pero pocos son los que la dominan y disfrutan de sus beneficios.

El secreto de la publicidad no es vender, a menos que se trate de una gran empresa con recursos ilimitados. Su objetivo es dar a conocer la empresa, el producto o el servicio que se ofrece para atraer, capturar y añadir clientes potenciales al embudo de mercadeo.

Embudo de mercadeo significa el uso de herramientas para que las personas den sus datos y así sea posible establecer contacto de manera frecuente con ellas.

R = Relaciones

Una vez el cliente potencial está dentro del embudo, es hora de llevarlo suavemente hacia la venta. Sin embargo, muchos empresarios quieren vender en el primer contacto y, aunque no está nada mal ofrecer productos o servicios, si las personas no conocen la empresa, simplemente no compran. Es aquí donde entran en juego las relaciones.

Una manera de crear relaciones sería por medio del uso de un boletín electrónico, enviar una serie de cartas por correo postal o hacer una llamada de seguimiento al cliente. Estos pasos son los que crean la base o las relaciones para que los clientes conozcan la empresa o el negocio y se genere confianza en ella o él.

Omitir este paso es decirle al cliente que no importa conocerlo y que solo interesa la venta. Si ésta es una práctica común en su empresa, deténgase, porque está dejando de ingresar miles de dólares por no crear relaciones primero.

Por último están las V = Ventas

Ya se tienen ambos pasos en su lugar. Se está atrayendo al cliente potencial mediante la publicidad y se están creando relaciones. Es hora, entonces, de hacer la venta.

Observemos mi ejemplo:

  1. Atraer al cliente potencial (¿cómo supo de la empresa?) por medio de la publicidad.

  2. Capturar su información para añadirlo al boletín.

  3. Educarlo por medio de artículos (lo que crea confianza y credibilidad).

  4. Ofrecerle los productos o servicios bases del negocio.

Es simple. Si tuviera la posibilidad de observar el modelo se su empresa para atraer y venderle a sus clientes y lo comparara con mi estrategia PRV™, de seguro encontraría “huecos” en su estrategia, baches que le impiden atraer a clientes realmente interesados y que lo alejan de hacer más dinero. ¡Voy a usted!

Diana Fontanez enseña a los empresarios que venden servicios a atraer y venderle a sus clientes usando la Internet.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Coaching personal: Emociones destructivas

Por Dr. Ariel Orama López

“¿Cuáles son las raíces del comportamiento destructivo? ¿Cómo podemos controlar las emociones que gobiernan esos impulsos? ¿Podemos aprender a vivir en paz con nosotros mismos y con los demás?” En el libro Emociones destructivas (2006), Daniel Goleman subraya aquello que los budistas han denominado como los Tres Venenos de la humanidad, y serefiere al odio, el deseo y la ignorancia. Típicamente, estos denominados “venenos” –cuyo efecto se incrementa cuando sucumbimos en los denominados “excesos”- pueden estar asociados a una serie de emociones “negativas”, entre las cuales no pasará desapercibido el tan temido coraje.

Aunque el coraje puede convertirse en una herramienta positiva para enfrentar ciertos obstáculos o para ser capaz de perseverar ante situaciones difíciles, puede transformarse, a su vez, en un arma mortal si se utiliza vilmente en contra de otro o de uno mismo. Tomando en cuenta estos aspectos, resulta sabio preguntarse lo siguiente: ¿qué situaciones específicas no marchan como usted espera en estos momentos de su vida? ¿Qué emociones le detienen y no le permiten evolucionar en su misión de vida? ¿Qué decisiones son prioridad en su trabajo y están paralizadas por el efecto de las emociones “destructivas”? ¿Cómo influye el coraje en sus decisiones o en su relación con los demás?

A continuación, ofrezco algunas alternativas para lidiar con el poderoso bebedizo del coraje, esa emoción embriagadora que llega a nuestras vidas de manera imprevista:

  1. Reconozca su estado de coraje e identifique su fuente de origen. ¿Esta emoción transitoria que experimenta está asociada a una persona o un evento? ¿Corresponde a alguna situación no resuelta o a un hecho del pasado? Cuando siente coraje, ¿dónde lo siente? Si le otorgara un color a su coraje, ¿cuál sería? ¿Qué situaciones incrementan su coraje (disminución de horas de sueño, que no haya podido almorzar o cenar, que algún ruido le perturbe cuando lleva a cabo determinada tarea, otros)?
  2. Establezca la diferencia entre actuar y reaccionar. Muchas veces, actuamos de forma impensada, a cambio de actuar con responsabilidad. Para actuar -en vez de reaccionar- resulta necesario centrarse en la situación que provoca el coraje, las acciones que lo propiciaron y los asuntos relacionados. No coloque toda su atención y energía en la persona. Recuerde: su coraje no corresponde necesariamente al individuo identificado, sino a una acción o evento asociado que puede ser resuelto si asume responsabilidad (la capacidad de responder por sus actos). Establezca un espacio propicio al diálogo.
  3. Nivele su estado de coraje. Si se siente fuera de control, le recomiendo que practique el hábito de tomar una respiración profunda. Posterior a varias respiraciones, cuente hasta veinte y piense en un momento de su vida en que se haya sentido totalmente relajado. Tenga siempre esta imagen lista para que pueda evocarla en momentos de este tipo. En algunas ocasiones, es necesario alejarse de la situación y la persona involucrada hasta que se sienta preparado para enfrentarlas con madurez; a algunos individuos les resulta adecuado esperar un mínimo de veinticuatro horas. Le recomiendo que hable con una tercera persona de confianza. Colóquese, además, en los zapatos de la persona involucrada: ¿qué situaciones puede que usted desconozca sobre esta persona, que de alguna manera le permitan a usted comprenderle más allá de esta situación de coraje? Aprenda a mirar a los otros con los ojos del amor incondicional.
  4. ¡Escriba y libérese! El papel puede ser un instrumento valiosísimo para descargar nuestro coraje. Escriba todo aquello que le perturba, sin editar. Una vez finalice, elimínelo o rómpalo en pedacitos. No descargue su coraje al entregar su narrativa y la catarsis allí plasmada a la persona que usted asume como “la que le provocó” el coraje. La energía ni se crea, ni se destruye: mejor transfórmela en una experiencia de crecimiento y no en una oportunidad para verter dicha energía en el otro.
  5. Conviértase en recurso de apoyo para que otros manejen su coraje. Sea capaz de escuchar activamente a aquellas personas que han pasado por una situación similar. Permítales que hablen, se desahoguen completamente y terminen su discurso, antes de usted sugerir algo o interrumpirles abruptamente. Muestre empatía: “está bien sentirse enojado, es natural que esto suceda”. No utilice preguntas o comentarios que contribuyan al incómodo estado de coraje. Mantenga la calma e induzca paz y armonía; utilice un tono de voz adecuado y manténgase relajado. Sirva de modelo para su interlocutor y notará que el estado que está enfrentando irá desapareciendo poco a poco.
Finalmente, no se preocupe: este sutil veneno no dura toda la vida. El mañana vendrá lleno de sorpresas inesperadas, todas para usted, a través de un nuevo amanecer. Sea capaz de reírse incluso del mismo coraje, y los estados de armonía y de tranquilidad le sorprenderán. ¡Qué venga la paz!

El autor es Psicólogo Clínico, Coach Creativo Certificado (CCC), Coach Ejecutivo/Corporativo (CE) y Facilitador Autorizado (FA) de Coachville Spain/The Internacional School of Coaching. Coaching Creativo para artistas y personal creativo.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Entrevista a Silvia Díaz Domínguez, la maestra

Olga Edith López Abril

La segunda entrevista desarrollada por esta servidora para ERDC, tiene como invitada especial a una Coach formada en TISOC y quien actualmente colabora de tiempo completo en esta organización, una persona cuya presentación resulta difícil introducir cuando su trabajo y aportes al Coaching no alcanzan a describirse con palabras.

Silvia Díaz Dominguez, profesional en las áreas de Ventas, Marketing y Publicidad, es hoy por hoy maestra ejemplar de TISOC. Coach responsable de los cursos a distancia y desarrollo corporativo, sin duda alguna ha ganado tal espacio por su valiosa labor, sus múltiples competencias personales y profesionales - como su carisma, ese que le permite llegar a las personas de manera singular - y su singular metodología de enseñanza, virtudes tales que son reconocidas por sus estudiantes.

Con el don de la palabra, de mira analítica, gestos pausados y seguridad arrolladora, Silvia posee las cualidades que no sólo un buen coach debe tener, sino que también ha de poseer todo maestro. Y esa maestra abre hoy las puertas de su mundo y nos cuenta parte de su historia, su llegada al mundo del Coaching y a TISOC, su evolución personal y profesional desde su encuentro con esta área de acción y su punto de vista acerca del mismo.

Sin más preámbulo, doy paso a la entrevista que muy gentilemente nuestra maestra de maestras nos ha dado.

1. ¿Cómo define el Coaching?

Bueno, lo cierto es que según con quien hable le doy una definición de Coaching diferente, aunque mi preferida es esta: el coaching es una metodología que permite a las personas alcanzar resultados a través de la planificación de acciones partiendo de una situación actual a una situación deseada. El proceso de Coaching se inicia definiendo los objetivos por alcanzar, a partir de un momento actual, planteando diferentes opciones y cerrando con propuestas de acciones concretas y compromisos para llevar al cabo aquellos objetivos inicialmente planteados. Todo ello se realiza a través de un modelo específico de conversación que incrementa los niveles de efectividad de cualquier comunicación interpersonal.

2. ¿En qué momento el Coaching incursionó en su vida? ¿Cómo fue esa experiencia?

Mmmmhhhh… ¡me encanta contestar a esa pregunta! Te explico, hace ya más de cuatro años recibí una frase por correo electrónico que decía: "¿si siempre haces las cosas de la misma manera, por qué esperas resultados diferentes?" ¡Guauuu! ¡Qué frase! ¡Cómo me impactó en ese momento! Lo cierto es que no sabía bien lo que quería decir, sólo recuerdo que sentí como un nudo en el estómago y pensé: esta frase es para mí, estoy segura de que me quiere decir algo, pero ¿qué? Decidí colgarla en un papel en mi ventana y la fui leyendo todos los días hasta que llegó mi crisis existencial. ¡Siempre he pensado que la crisis de los 40 me llegó antes de tiempo! Fue entonces cuando paré en mi camino, miré hacia atrás y me pregunté qué era lo que quería hacer el resto de mi vida. A partir de ahí surgieron muchos cambios, tanto personales como profesionales. Lo recuerdo como uno de los períodos más duros de mi vida y de los que hoy doy gracias a Dios de que haya existido, si no ahora no estaría donde estoy.

3. ¿Cómo llegó a TISOC?

Lo cierto es que después de dar varias vueltas buscando y buscando qué era lo que quería hacer, empecé a oír hablar acerca del Coaching y buscando un poco más fui a parar a TISOC (CoachVille Spain) y como bien decía Milan Kundera en su libro La Insoportable levedad del ser, nada sucede por casualidad, sino por causalidad. Y así me vi haciendo un curso a distancia de Formación en el Proceso de Coaching. El material me pareció fantástico; mis ideas, valores, pensamientos estaban allí puestos. ¡Alguien los había escrito por mí! Y Roberto García, por aquel entonces era mi coach-tutor a distancia hizo despertar en mí una pasión por algo que hasta entonces desconocía: ¡el Coaching! A partir de ahí, los acontecimientos empezaron a ir muy rápido: dejé mi anterior trabajo relacionado con el mundo del marketing, las ventas y la publicidad e inicié mi camino dando formación de habilidades directivas y Coaching en diferentes centros y empresas, así como mis inicios en sesiones de Coaching personal y ejecutivo. Me ofrecieron entonces la posibilidad de realizar las tutorías de Coaching a distancia, que muy gustosamente acepté.

Con la nueva dirección de TISOC, envuelta en un proyecto de expansión de gran envergadura y de la mano de Miguel Roldán, actual director general de TISOC, fui invitada recientemente a embarcarme en una nueva trayectoria profesional como facilitadora en cursos presenciales y en apoyo al desarrollo del área corporativa y educacional de TISOC. ¡Así que soy una recién casada en un matrimonio con grandes posibilidades de éxito!

4. Háblenos de sus inicios en el marketing, las ventas y la publicidad. ¿Cómo empató su trabajo anterior con el Coaching?

¡Buena pregunta! En Coaching siempre hablamos de "nuestra mochila". La mochila son todos aquellos conocimientos, experiencias, habilidades que tenemos como bagaje y que podemos utilizar en nuestra nueva experiencia como coaches.

El marketing, las ventas y la publicidad inicialmente tenían un punto en común: la relación interpersonal. Me encantaba conversar con las personas, ayudar, transmitir conocimiento, escuchar, aportar ideas; con el tiempo me dí cuenta de que además toda esta experiencia me daba la ventaja de poder entender no sólo la parte personal, sino también la parte ejecutiva de un proceso de Coaching. Aunque si te digo la verdad, por aquel entonces, no tenía ni idea de qué me podía servir todo aquello. Y lo cierto es que no podemos desaprovechar ni una de las experiencias que hayamos tenido anteriormente, ya bien sea a nivel personal o profesional.

5. Actualmente usted trabaja en el área de formación a distancia en TISOC, ¿cómo ha sido su experiencia en la pedagogía?

Te parecerá increíble, pero cuando inicié las tutorías de los programas de formación de Coaching de TISOC a distancia, nunca me llegué a imaginar lo que podía representar para mí, tanto a nivel personal como profesional. Descubrí un mundo detrás de la pantalla de mi ordenador, que es lo único que físicamente veo. Aprendí a leer entre líneas, a ver y a sentir las emociones, las expresiones, las ideas, los pensamientos, la relación con los participantes a través de este medio; es excelente y se convierte en un sistema muy personal de enseñanza. La implicación en la mayoría de las veces es muy alta, me siento siempre conectada al otro en una relación de gran confianza, lo que hace que el proceso de aprendizaje se pueda vivir constantemente en doble vía: ellos aprenden conmigo al igual que yo aprendo con ellos.

6. ¿Encuentra diferencias grandes entre la formación presencial y a distancia?

Siempre que oigo esta pregunta siento como que me tengo que posicionar en una o en otra modalidad. Lo cierto es que con base en mi experiencia, te puedo decir que lo ideal sería hacer un mix de las dos. La formación presencial, básicamente te permite compartir experiencias grupales, siempre muy enriquecedoras, intensas e impactantes y la formación a distancia te permite vivir tu proceso de forma más… de poquito a poquito, con mayor integración, con muchas reflexiones y de forma personalizada.

Bueno, ¡no me preguntes ahora cuál recomendaría porque no te la voy a contestar! Cada uno tiene un método de aprendizaje y debe decidir cuál le va mejor, ya sea por metodología, tiempo, distancia. Lo que sí te puedo decir, es que los programas a distancia necesitan mayor grado de compromiso y responsabilidad, ya que nadie va a estar detrás de ti recordándote que tienes que estudiar y practicar.

7. ¿Cuál es el "toque secreto" de su propuesta de formación?

Mi toque secreto. Te diría, que al final, después de los años, uno se da cuenta de que el toque secreto, al menos en mi caso, ha sido ser yo misma, ello ha implicado conocerme muy bien internamente, cuál es mi funcionamiento ante la vida, ello me ha ayudado también a conocer y a entender a los demás, ponerme en su lugar, entender sus necesidades y ayudarles a superar barreras al igual que yo también he tenido que superar las mías. Para lo bueno y para lo malo, pienso que haber permanecido en mi máxima autenticidad ha sido mi mayor éxito, ya que me ha permitido generar confianza, imprescindible para cualquier proceso de nuestra vida personal o profesional. También reconozco que me gusta entregarme al 100% a lo que hago, lo vivo y eso pienso que también lo notan los demás. ¡También me encanta siempre innovar! Bueno, al final salen varios "toques secretos".

8. Desde su experiencia, ¿el coach se hace o nace? ¿Qué cualidades básicas ha de tener una persona que tenga perfil de coach?

Digamos que la actitud "nace" con nosotros, al igual que las habilidades básicas y después con el tiempo uno adquiere conocimientos, evoluciona, adapta su actitud, potencia sus habilidades y finalmente acaba haciendo, si lo desea, aquello para lo que nació. En resumen, nace y se hace.

Y más que cualidades básicas yo te diría que es indispensable una característica personal: la madurez emocional, ese punto de equilibrio necesario para enfrentarnos a todas las situaciones de la vida independientemente de cuál sea su origen, ese saber transitar entre los conflictos internos y externos sin perder la capacidad de relacionarnos, ni con nosotros mismos, ni con las personas de nuestro alrededor, siempre desde la educación y el respeto.

9. ¿Qué opinión le merece el Coaching virtual?

Hoy en día hay mucha tecnología a nuestro alcance, por lo que la comunicación entre las personas se acaba complementando con la comunicación entre las "máquinas". Es necesario aprovechar todo aquello que esté en nuestras manos y que nos facilite otras formas de comunicación. Por ejemplo tenemos el correo electrónico, el msn o el Skype, que nos permiten tener comunicación escrita online o videollamadas; también está el teléfono.

El correo electrónico nos permite tener un espacio de reflexión por escrito; sentarnos a escribir obliga a tener que pensar en lo que se va a decir y cómo se va a decir, es un material que podemos recuperar para leer y releer las veces que nos haga falta. Por su parte, el mns, el Skype y otros medios de comunicación online nos permiten ser espontáneos en nuestra comunicación, nos ayudan a sintetizar lo que queremos decir y hacen que nos atrevamos a decir cosas de que otra manera no diríamos. Las videollamadas nos permiten hablar y vernos, es un progreso a la comunicación telefónica que curiosamente presenta menos interrupciones, ya que cuando uno habla el otro ha de escuchar a la fuerza.

De todas formas, no olvidemos que la comunicación interpersonal sigue siendo la base, ya bien sea de forma presencial o virtual y que ambas han de evolucionar juntas, con sus ventajas y desventajas; en cualquier caso, es una realidad que no se puede obviar. Se pueden hacer excelentes sesiones de Coaching a través de cualquier medio, ya que la principal herramienta de trabajo somos nosotros y nuestros clientes. El Coaching virtual permite organizar el tiempo de otra manera y aumenta las posibilidades de ofrecer Coaching a personas que quieren opciones diferentes de las presenciales.

10. ¿Qué aportes ha dado a su profesión y a su vida personal la oportunidad de hacer formación en Latinoamérica?

Mi primer contacto con Latinoamérica fue a través de la formación a distancia. Al principio fue un poco confuso para mí, ya que estaba habituada a la forma de comunicación que tenemos en España, tanto en forma como en contenido. Ahí tuve que romper con una creencia limitante mía que me hacía pensar que si todos hablábamos español, todos nos "teníamos" que comunicar igual. Empecé entonces a descubrir un mundo nuevo, en cuanto a formas de comunicarse, palabras nuevas, sentidos nuevos, formas de pensar y realidades nuevas. Mi experiencia todavía se avivó más cuando tuve la oportunidad de ir a Latinoamérica, a Bogotá y a Quito y seguí descubriendo todo aquello que ya había empezado en la distancia. Me apetece mucho volver a cruzar el Atlántico y sumergirme de nuevo entre su cultura y su gente. Por cierto, ¿te he dicho que fue la primera vez que crucé el Atlántico?

11. ¿En qué nivel está el Coaching en América Latina? ¿Qué áreas despiertan mayor interés y en cuáles habría que profundizar en formación?

Quizá tendría que ir más veces a América Latina para contestarte esa pregunta, pero en cualquier caso sí puedo decirte desde mi experiencia, tanto a través de la formación a distancia como la presencial, que hay un nivel de formación en general muy alto, si bien es cierto que ésta, por lo general, es más asequible a aquellas personas que se lo pueden permitir económicamente; el nivel de estudios es alto, tanto en cantidad como en calidad. Las certificaciones allí son muy importantes y laboralmente se exige que las personas estén muy bien preparadas no sólo de forma profesional, sino también con un importante desarrollo personal. Cuando haga mi segundo viaje podré contestarte en mayor profundidad

12. ¿Qué sueños o proyectos futuros tiene en torno al Coaching?

En Coaching hablamos de lo controlable y lo no controlable, así que te hablaré de mis expectativas o sueños en cuanto a lo que en mis manos está. Teniendo en cuenta que lo que hago es lo que me gusta hacer, creo que ya he hallado mi misión en esta vida en la que convergen mi realización personal y profesional, es por ello que seguiré profundizando en el Coaching día a día; la creatividad y la innovación son las herramientas principales para seguir creciendo y motivarse en todo aquello que hacemos. Como valor añadido al Coaching me estoy formando en estos momentos como terapeuta Gestalt, ya que en mis múltiples sesiones de Coaching me he dado cuenta de que muchas veces lo que no permite llegar a las personas a sus objetivos son sus conflictos internos, esos bloqueos que paralizan y no permiten seguir avanzando, por lo que tener un amplio conocimiento del ser humano es imprescindible para acompañarle en su camino. Estoy pensando también como proyecto futuro introducir el teatro como otra herramienta más de trabajo en la sesiones de Coaching, ya que lo cierto es que tienen muchos puntos en común en el trabajo de las emociones y las acciones como, por ejemplo, el Método de las Acciones Físicas (MAF) de Constantin Stanislavski. ¿ya te contaré más en la próxima entrevista!

13. Por último, un mensaje para los coaches que leen ERDC.

Si quieres ser un buen Coach no sólo hagas de Coach si no también sé un Coach. La actitud que desenvuelvas en tu entorno será el espejo de tu evolución en todo lo que hagas.

Gracias Silvia Díaz por concedernos esta entrevista.

Se ha producido un error en este gadget.