lunes, 28 de abril de 2014

¿Tus prioridades tienen la prioridad?


Si quieres hacer un buen trabajo, debes tener claro cuáles son tus prioridades. Los trabajadores en una cadena de una fábrica lo tienen fácil: su trabajo ya ha sido definido. Pero para nosotros, los trabajadores de conocimiento, en las oficinas, definir el trabajo es más complicado. No queda claro cuándo nuestro trabajo está finalizado; siempre podemos hacer más cosas o hacerlas mejor. Mi lista con cosas para hacer nunca finaliza: en este momento puedo elegir entre docenas de próximas acciones.

No podemos invertir energía, dinero, tiempo y/o atención sin limitaciones. Yo sé que mi límite está en más o menos 40 tareas en la lista de próximas acciones para tener una probabilidad razonable de hacerlas en una semana (además de la citas, sesiones de consultoría, etc. que están planificadas en el calendario).

No sería lógico poner 80 tareas en mi lista de acciones, porque no puedo hacer tantas tareas en una semana. Si hay más cosas para hacer, tendré que elegir, y para poder elegir necesito establecer mis prioridades.

¿Por qué priorizar es tan difícil?
Yo creo que parte de nuestros problemas con prioridades viene de nuestra incapacidad de realmente elegir algo. Si elegimos de hacer una tarea implica que también estamos eligiendo de no hacer las demás cosas. Además, tomar decisiones cuesta tiempo y energía. Para poder tomar decisiones necesitas una visión general de tus opciones y desarrollar esta visión es una inversión que debes hacer.

Unos consejos para priorizar
Aprende a decir “no”; una habilidad que hemos perdido poco a poco después de los dos primeros años de nuestra vida. Decir no es difícil, porque parece que te estás limitando. Pero al final, decir no crea espacio para las cosas realmente importantes.
Una lista completa de todos tus compromisos es esencial para poder decir no, porque es más fácil si tienes argumentos cuantitativos del volumen de trabajo actual.

Toma las decisiones lo antes posible
Con cada trozo de información que entra en tu vida, tu cabeza o tu oficina tendrás que tomar una decisión tarde o temprano. Mucha gente toma esta decisión al último momento después de haber intentado de ignorar esa hoja de papel durante muchos días.
Es mejor procesar la información lo antes posible, para no tener que ocuparte más tiempo del necesariamente posible y para poder descartar cosas rápidamente.

Mantenga un inventario completo de todos tus compromisos
Como he dicho anteriormente, es importante tener claro cuáles son tus posibilidades para elegir, pero muchas personas no tienen esta visión general de sus compromisos (yo trato cada cita en mi calendario y cada acción en mi lista de tareas como un compromiso). Cuando unas semanas atrás pregunté a un cliente de consultoría qué cosas tenía pendientes para la semana, esta persona tenía que consultar material en al menos 4 carpetas antes de darme una estimación. Obviamente, en el día a día usaba su subconsciencia para seleccionar tareas. Te puedo asegurar que el subconsciente no tiene un inventario completo de tus compromisos, y sin esta visión general tus elecciones son limitadas y por tanto ineficaces.

Solo si dispones de una lista de Próximas Acciones para esta semana tendrás una visión general que puedes usar para seleccionar lo que quieres hacer ahora.


Por Jeroen Sangers

viernes, 25 de abril de 2014

Coaching in actu: Coaching y solución de conflictos

Coaching y solución de conflictos: el profesor de informática
Profa. Silvia Díaz Dominguez



     Hace unos meses estaba impartiendo unas clases de técnicas de comunicación en un curso de formación ocupacional para mayores de 45 años. El curso era de gestión administrativa en el área de RRHH. Una de las asignaturas del curso era informática. Ya hacía un tiempo que se oían algunas quejas sobre el método de enseñanza del profesor de esta área. El peso de estas quejas cada día cobraba más fuerza. Al ver que el conflicto estaba a punto de estallar, hizo que en ese momento empezara a tomar parte en el asunto.
     Llegué una mañana y el ambiente estaba muy alborotado. Le pregunté al grupo qué  estaba pasando y así me hicieron llegar su queja: "¡No nos entendemos con el profesor de informática! ¡Estamos pensando en quejarnos al director de la escuela!", dijeron.
     En mi programa de clase, justo en ese momento estaba tratando el modelo de conversación de coaching como un estilo de comunicación muy efectivo, así que surgió la situación ideal para poner en práctica la teoría. De esta forma, les propuse resolver el conflicto por medio de este método.
     El asunto ya lo teníamos y el objetivo estaba claro: resolver esta situación para que no se alargara durante más tiempo y las clases de informática fueran más efectivas, aparte de aliviar el malestar que todo este tema estaba ocasionando.
     ¿Cuál era la realidad? ¿Qué estaba sucediendo en ese momento?
     Pedro, el profesor de informática, era un chico joven, de unos treinta años. Estaba estudiando arquitectura y se pagaba la carrera con las clases que impartía. Era la primera vez que daba clases y se sentía cohibido delante de aquel grupo, cuya media de edad estaba entre 45 y 50 años. Su forma de dar la clase era demasiado rápida para aquellas  personas que por primera vez tocaban un ordenador e incluso para aquellas que intentaban ponerse al día. Daba muchas veces los temas por sabidos y entendidos, y aunque concedía la oportunidad de preguntar de nuevo, siempre respondía de forma algo cortante, por lo que finalmente nadie se atrevía a preguntar.
     Este hecho durante largo tiempo había provocado que el grupo se sintiera cada vez más indignado, ya que se sentían como si los trataran como inútiles y con poco respeto.
     Estuvimos trabajando diferentes opciones, desde lo que ellos necesitaban, como apuntes por escrito o un manual, ir más despacio, repetir los ejercicios varias veces y que fueran más simples, entre otras. A pesar de ello, seguían furiosos y querían hablar directamente con el director y quejarse del trato de este profesor.
     Ahí, entonces, vino la pregunta clave. ¿Cómo se sentirían ellos si estuvieran en su lugar y la clase fuera a quejarse al director de la escuela directamente? Entonces hubo un silencio, así que proseguí: "yo vengo aquí a daros clases y si no os gustara mi estilo o mi forma de impartirlas, me gustaría que me lo dijerais a mí, pues así me daríais al menos la oportunidad inicialmente de modificarlas y también de mantener mi profesionalidad a salvo …."
     Finalmente, de forma unánime, decidieron hablar con él en un primer intento de reconciliación.

     Ahora faltaba definir los siguientes puntos: qué, cómo, quién, cuándo y dónde.
     Decidieron que para hablar con el profesor, tomara la vocería una de las personas que tenía más facilidad de palabra y de exposición; este delegado le transmitiría al maestro cómo se sentía el grupo en relación con la clase y lo que consideraban que necesitaban (hicimos un pequeño ensayo). La conversación se llevaría a cabo en dos días, cuando tendría lugar la próxima clase de informática. La charla se daría en el aula y al inicio de la lección.
     Dos días más tarde, al llegar a mi clase, sin darme tiempo a preguntar nada alguien dijo:"¡Silvia, ha funcionado!"
     Todos estaban encantados, habían seguido el plan tal y como lo habían planteado. Pedro, el profesor de informática, les había escuchado atentamente, les dio las gracias por hacerle llegar los comentarios y, sobre todo, por no haber ido por detrás, por la espalda, y haberlo hablado con él directamente.
     El cambio de actitud de ambas partes fue tan notable que, a partir de entonces, el profesor adaptó las clases a las necesidades del grupo, empezó a  ir  a tomar café con ellos a la hora del descanso, empezó también a asistir a las comidas y cenas que éstos organizaban durante el curso e incluso a las reuniones sociales cuando éste finalizó. Las mujeres del grupo se sentían tan felices que hasta lo nombraron "su hijo adoptivo"; ¡vaya, cuántas madres de repente le habían salido al chico!
     Lo cierto es que a veces me sigo sorprendiendo de todas aquellas situaciones en las que el coaching puede llegar a ser efectivo, desde los grandes cambios hasta las pequeñas cosas del día a día que hacen que nuestra vida sea mucho más sencilla y agradable. En este caso, un pequeño conflicto de comunicación podría haberse convertido en una sanción al profesor de informática. ¡El coaching llegó a tiempo!
(La autora es facilitadora autorizada por TISOC en Coaching y Formación en Habilidades Directivas.)


lunes, 21 de abril de 2014

11 Principios básicos del liderazgo by Phil Jackson

Ya sois unos cuantos lectores del blog los que me habéis trasladado que llevaba bastante tiempo sin escribir, así que en primer lugar agradeceros mucho vuestros comentarios y el compromiso de intentar recuperar la periodicidad en la escritura que yo también la echo de menos. 

Retomo la escritura del blog compartiendo una lección sobre liderazgo recogida en el libro "Once anillos" (Phil Jackson / Hugh Delehanty) que narra la carrera del, probablemente, mejor entrenador (y gestor de egos) de baloncesto de todos los tiempos. A continuación resumo  (en algunos me permito aportar algo) los 11 principios básicos del liderazgo pleno que Phil Jackson ha desarrollado a lo largo de su carrera como entrenador (y jugador):

1- Lidera de dentro a fuera: "aunque al principio me preocupaba que mis jugadores considerasen que mis heterodoxas posturas eran un tanto disparatadas, con el transcurso del tiempo comprobé que, cuanto más hablaba desde el corazón, más me escuchaban y más se beneficiaban de mis ideas" Creo que este es el ejemplo claro de que el "líder auténtico" llega más lejos que el "líder interesado", el que cambia de humor y de parecer, que no transmite a su equipo unos valores claros y que además no acompaña su liderazgo con el ejemplo. 

2- Deja el ego en el banquillo: "descubrí que, cuanto más intentaba ejercer el poder directamente, menos poderoso era. Aprendí a suavizar mi ego y a distribuir el poder lo más extensamente que pude sin renunciar a mi autoridad en última instancia. Por paradójico que parezca, ese enfoque fortaleció mi efectividad porque me liberó y me permitió centrarme en mi labor como cuidador de la visión de equipo" Diferencia entre el poder y la autoridad. El poder te lo da el cargo, la autoridad la consigue la persona que gestiona el cargo. 

3- Deja que cada jugador descubra su propio destino: "algo que he aprendido como entrenador es que no puedes imponer tu voluntad a los demás. Si quieres que se comporten de otra manera, tienes que servirles de fuente inspiración para que cambien por sí mismo...Siempre me ha preocupado que los jugadores piensen por sí mismos a fin de que sean capaces de tomar decisiones difíciles" No hay mejor definición para el liderazgo a través del coaching: servir de inspiración, que cambien por sí mismo, piensen por sí mismo, tomar decisiones...

4- El camino a la libertad es un excelente sistema: Phil Jackson utilizó en su juego un sistema llamado "triángulo ofensivo"en el que el elemento más positivo según el propio Phil "radica en que estimula automáticamente la creatividad y la labor de equipo, con lo cual libera a los jugadores de tener que memorizar decenas de jugadas preestablecidas...dota de poder a los jugadores, pues ofrece a cada uno el desempeño de una función decisiva, así como un alto nivel ce creatividad en el marco de una estructura clara y definida" En este principio se insiste en la autonomía, la creatividad y la responsabilidad del jugador dentro de una estructura clara y definida. Los jugadores gozan de libertad pero también de obligaciones. Caricaturizando la situación, hoy en día nos encontramos con el líder que no delega, que no cede, y con el jugador (trabajador) que solo acepta derechos y no obligaciones.

5- Sacraliza lo mundano: Phil Jackson incorporó rituales a los entrenamientos para que los jugadores estuvieran mas concentrados. Creo que este es el principio más complicado de explicar y extrapolar a los equipos / organizaciones.

6- Una respiración = una mente: tanto en Chicago como en Los Ángeles, con el propósito de calmar a los jugadores del entorno mediático utilizo la herramienta de la "meditación plena".  Pero no solo eso, Phil también trato de darles libertad dentro de una estructura "Si impones demasiadas restricciones, los jugadores dedican una extraordinaria cantidad de tiempo en tratar de escapar del sistema. Como todos los seres humanos, necesitan cierto grado de estructuración en sus vidas, pero también suficiente amplitud como para expresarse creativamente" Reglas y orden sí, libertad creativa también. 

7- La clave del éxito radica en la compasión: "he comprobado que unos comentarios amables y considerados pueden ejercer un intenso efecto transformador...Considero imprescindible que los atletas aprendan a abrir sus corazones para que puedan colaborar entre sí de manera significativa. En 1995 cuando Jordan regresó solo cuando en un entrenamiento se peleó con Steve Kerr se dio cuenta que necesitaba conocer mejor a sus compañeros. Ese despertar contribuyó a que Michael se desplegara como un líder compasivo." En demasiadas ocasiones consideramos que la compasión, la amabilidad, etc. son signos de debilidad cuando justamente son síntomas de fortaleza.

8- Fíjate en el espíritu más que en el marcador: Phil Jackson habla en este principio de la fuerza que un equipo alcanza cuando cada uno de sus integrantes renuncia al interés personal a cambio del bien colectivo. 

9- A veces hay que sacar el garrote: este es, quizás, el principio más controvertido. Phil comenta que con unos de los jugadores con el que fue severo fue Luke Walton de los Lakers al que un día le dijo " sé que piensas que algún día serás entrenador. Considero que es una buena idea, pero entrenar no solo es diversión y partidos. Por muy simpático que seas, a veces tienes que convertirte en un cabrón. No puedes ser entrenador si quieres caer siempre bien"  Esta es la parte que más equilibrio requiere con el riesgo de que algunos líderes se sienten "cabrones" y además lo gozan. Cuando ser un "cabrón" es una constante, se convierte en un problema. 

10- Ante la duda, no hagas nada: "en algunas ocasiones la mejor solución consiste en no hacer nada." Phil cita un estudio publicado en la revista Science en el que extrajeron la conclusión de que el inconsciente resuelve de forma excelente problemas complejos cuando la conciencia está ocupada con otra cuestión o cuando no se le exige nada. Seguro que muchos de nosotros hemos estado enfrascados intentando solucionar un problema y cuando nos hemos ido a correr o al cine "plin" se encendió la bombilla. 

11- Olvídate del anillo: "obsesionarse con ganar resulta contraproducente, sobre todo si te lleva a dejar de controlar las emociones. Es más: obsesionarse con ganar es el juego de los perdedores; lo máximo que podemos esperar es la creación de las mejores condiciones posibles para el triunfo y atenernos al resultado." Síntesis de lo que hemos venido comentando en el blog sobre trabajo vs resultado. Centrados en el trabajo no nos obsesionamos con el resultado. Si trabajas en tu máximo potencial el resultado estará más cerca de producirse y desde luego lo que obtendrás, sin lugar a duda, es tu victoria interior.

Phil Jackson es un manual abierto para muchos jefes anquilosados en el antiguo sistema del ordeno y mando, en el sistema del control absoluto y del ego desmedido. Esto no quiere decir que no tengan que existir reglas comunes de buen comportamiento, estamos hablando de un sistema en el que cada uno es responsable de sus actos dentro de una organización, que tienen libertad para equivocarse y un gran margen de creatividad . El libro  confirma, según mi opinión, a Phil Jackson como el paradigma del "líder-coach".


Publicado por Gorka Acebal Trueba

viernes, 18 de abril de 2014

Editorial: Técnicas complementarias para la ejecución del coaching

Dr. Ariel Orama López
autores@tisoc.com  


Cuando éramos pequeños, quizás hayamos escuchado las siguientes frases: "…Quiero ser un niño de verdad"… "llévame de regreso a Kansas". Por medio de los cuentos de hadas y el mundo de la fantasía animada, hemos sido adoctrinados sobre las diversas formas de convertir los sueños en realidad.  No es necesario ser un experto en psicoanálisis para reconocer el gran poder de los sueños y deseos: éste es uno de los motores esenciales del ser humano. Por medio del coaching, metafóricamente hablando, hemos sido envestidos, cuales magos posmodernos, y recibido así la tan anhelada varita mágica. ¡Qué dicha la de nuestros clientes! Han encontrado a sus hadas madrinas y a los genios de las lámparas.
     No obstante, quienes hemos incursionado en esta relación profesional continua (sin necesariamente recibir el pasaporte para la Escuela de Harry Potter), sabemos que el gran poder del coaching conlleva una gran responsabilidad. En nuestro devenir como magos (quise decir, como coaches), es bien probable que nos hayamos preguntado lo siguiente: ¿qué técnicas especializadas pueden complementar nuestro rol en la consecución de las metas y los sueños de los clientes?
     Recordemos que el coaching, de por sí, es un estilo de gestión dirigido a la acción: lo dicho, mostrado y experimentado se puede recordar hasta en un 85 - 90 por ciento. Precisamente, se ha observado que la efectividad de las actividades de capacitación en las empresas, acompañadas por programas de coaching ejecutivo, se traduce en un impacto del 90 por ciento de efectividad en contextos laborales. Por tal razón, resulta adecuado integrar aquellas técnicas que permitan el mayor aprendizaje por parte del cliente y la obtención de sus objetivos mediante este proceso.
     A continuación les presento algunas técnicas, teorías y conceptos relativamente recientes, que no deben pasar desapercibidos ante los ojos de los coaches:
     1. Lea sobre el Coaching y el nuevo código de la PNL: incluya los beneficios del "nuevo código de Programación Neurolingüística" dentro de la relación coach-coachee; éste integra una visión más sistémica que el modelo anterior y aporta nuevos elementos para conectar con los discursos y métodos de comunicación de nuestro interlocutor.
     2. Motivación intrínseca: Conozca el concepto de motivación intrínseca y descubra el placer que se deriva de llevar a cabo aquellas cosas que más nos agradan. Pregúntele a su cliente: ¿Qué le motiva realmente? ¿Qué siente cuando lleva a cabo aquello que tanto le gusta? ¿Qué cosas dejaría de hacer cuando esté llevando a cabo eso que tanto le apasiona?
     3. Coaching sombra o Shadow Coaching: Integre los beneficios del coach sombra en el ámbito empresarial. Mediante esta técnica, el coach lleva a cabo su función de una forma silente, casi imperceptible en el contexto de trabajo. Por medio de la observación minuciosa de las acciones, comportamientos y métodos de comunicación del cliente identificado, el coach le modela y crea de esta forma cierto nivel de introspección en el mismo (ej. el directivo; el presidente de la junta, entre otros). Esto lo ejecuta mediante preguntas basadas en las observaciones en el contexto de trabajo y por la acción de espejear las conductas del interlocutor. Explore sobre esta técnica.
     4. Las cinco mentes del futuro de H. Gardner y los seis sombreros para pensar de E. De Bono: Más allá de las inteligencias múltiples y el pensamiento lateral, estos creadores han integrado nuevos conceptos en torno a la evolución de la mente humana y la creatividad. Estos elementos (que ya han sido investigados y aplicados en distintos escenarios) permitirán que el cliente trascienda de acuerdo con las exigencias del futuro y las nuevas formas de concebir el mundo. Incorpore estos conceptos noveles en el espacio del coaching.
    5. "Qué tal si": Utilice preguntas creativas, que elaboren a su vez respuestas divergentes en los clientes. La utilidad de pensar "fuera de la caja" permite elaborar más y mejores formas de resolver los problemas y conseguir así los objetivos determinados.
    6. Actúe como sí (Técnica As if): Invite a actuar a su cliente como si ya hubiese logrado sus metas y objetivos. ¿Qué sentiría si ya tuviera en sus manos aquello que desea? ¿Cómo se comportaría si ya hubiese alcanzado determinada meta?
     Todos estos conceptos, herramientas y/o técnicas pueden ser integrados en la conversación inteligente del coaching y permiten, de esta forma, la diversificación de nuestra disciplina. Les invito a que los utilicen con toda libertad. No seamos tímidos a la hora de incorporar nuevos elementos: cada uno de ellos y otros existentes forman parte de las grandes aportaciones de los grandes creadores y pensadores contemporáneos. 

     Y usted, ¿ha creado o conoce algún nuevo "conjuro mágico" para el coaching? Compártalo con sus colegas y disfrute la magia de nuestra profesión. Solve et coagula. 
  
(El autor es Psicólogo Clínico, Coach Creativo Certificado (CCC), Coach Ejecutivo/Corporativo (CE) y Facilitador Autorizado (FA) de Coachville Spain/The Internacional School of Coaching. Ejerce como profesor del Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de Ponce.)


lunes, 14 de abril de 2014

50 cosas que me ha enseñado el desarrollo personal

De vez en cuando suelo dejar por aquí algunos tips, son reflexiones cortas que intentan resumir de manera breve alguna enseñanza, ya que como decía Cervantes que un «proverbio es una frase corta fruto de una larga experiencia». 

Hoy simplemente quiero dejar algunas reflexiones propias sobre desarrollo personal, cincuenta en total para no alargarme. Aquí van: 

1. Sólo no llegarás a ningún lado.
2. La autorresponsabilidad es el primer secreto del éxito.
3. No te des el lujo de decir: Es imposible, No se puede, Es suerte.
4. Sin compromiso (incondicional) no lograrás nada. Y el compromiso se tiene o no se tiene.
5. Las personas de éxito son expertas en algo. El resto regulares o malas.
6. Hay mucho poder en enfocarse.
7. Nadie fracasa, sólo hay gente que desiste.
8. La acción es la perfección de la decisión. Sin acción, nada mágico ocurre en la vida.
9. No hay nada más rentable que tener claridad de metas.
10. Al final, todo es fácil, pero suele costar mucho aprenderlo.
11. Todo tardará más de lo que crees.
12. Para triunfar hay que sentir miedo.
13. El trabajo más duro es no rendirse.
14. Si no controlas tu mente, no controlas tu vida.
15. La mente ordena y el cuerpo hace.
16. Nunca es buen momento para hacer algo importante.
17. Es imposible triunfar y ser feliz sin ser valiente.
18. Ante todo, coraje.
19. Todo es un resultado, el resultado de la persona en que te conviertes.
20. Lo peor de todo es tenerle miedo a la verdad.
21. El éxito no es un qué sino un quién.
22. Si quieres tener éxito, invierte en ti mismo: tu desarrollo personal es tu destino. 
23. O trabajas tu inconsciente, o tu capacidad de desarrollo es limitada. Tu inconsciente gobierna tu vida.
24. Tu entorno determina la altura de tu éxito.
25. Ante la luz, la oscuridad se disuelve. El poder está en el interior, sólo tiene que manifestarse.
26. Hay que aprender a escuchar con los ojos.
27. Para lograr algo grande, lo primero de todo es tener el control sobre ti mismo.
28. El éxito es un estado de la mente.
29. Éxito = Hábitos = Repetición = Disciplina.
30. A mayor vocación de servicio, mayores ganancias.
31. Cambia el enfoque: del cuánto gano al cómo sirvo.
32. Lo peor es el inmovilismo: no hacer nada.
33. Los resultados no mienten: si tu vida no es como te gustaría, hay algo que estás haciendo mal.
34. Sin disciplina no hay éxito. Y la disciplina es un concepto asociado al medio y largo plazo.
35. Para tener éxito, hay que practicar el arte de la incomodidad.
36. Lo que más miedo nos da hacer y lo que menos nos apetece hacer, a menudo es lo que tiene que ser hecho.
37. Los problemas nunca desaparecen.
38. El problema nunca es el tamaño del problema, el problema es tu tamaño.
39. Si lo vives, lo sabes; si no lo vives, has leído sobre ello o hablas de ello, pero no lo sabes.
40. Tu capacidad de aprender es tu activo más valioso.
41. Para tener éxito hay que ser productivo; para ser productivo hay que aprender a enfocarse.
42. Productividad no es hacer muchas cosas sino dejar de hacer todo lo irrelevante.
43. No se trata de lo que lees y sabes sino de lo que haces y consigues.
44. Un palabra importante para tener éxito: Generosidad.
45. No se trata de ser capaz sino de creer que uno es capaz.
46. Tu mayor enemigo son las dudas sobre ti mismo.
47. Todo el mundo tiene una vocación que es motivo de inspiración para otros.
48. Ningún temor desaparece sin enfrentamiento.
49. El éxito nunca está en saber sino en hacer. Si sabes y no haces, no sabes nada.
50. A veces hay que aprender a no hacer lo que nos han enseñado a hacer.

Y diez frases de algunos autores incluidos en Aprendiendo de los mejores (Alienta, 2013, 4ª edición) y algunos otros que me gustan:

1. «La gente sobreestima lo que puede conseguir en un año y subestima lo que puede conseguir en una década». Anthony Robbins.

2. «No hay que ser grande para empezar, pero sí hay que empezar para ser grande». Zig Ziglar.

3. «La educación formal te dará una manera de ganarte la vida; la autoeducación te hará ganar una fortuna». Jim Rohn.

4. «Abre tus ojos, mira dentro: ¿Estás satisfecho con la vida que estás viviendo?». Bob Marley.

5. «Un negocio no es más que una idea para hacer mejor la vida de otras personas». Richard Branson.

6. «Saber que necesita hacer un cambio no es suficiente. Usted tiene que tener las agallas para hacerlo». Robert Kiyosaki.

7. «Dos clases de personas fracasan en la vida: aquellas que no saben nada y aquellas que creen saberlo todo». Warren Buffett.

8. «Siempre que te veas del lado de la mayoría, párate a reflexionar». Mark Twain.

9. «El primer principio es no engañarte; y tú eres la persona más fácil de engañar». Richard P. Feynman.

10. «Métodos puede haber un millón pero principios hay pocos. El hombre capaz de captar principios puede luego escoger sus propios métodos. El que aplica métodos ignorando los principios con seguridad encontrará problemas». Ralph Waldo Emerson.


Por FRANCISCO ALCAIDE HERNÁNDEZ

viernes, 11 de abril de 2014

La psicología de la mujer en los negocios

Dra. Yiara S. Blanco
autores@tisoc.com
"Yo quise ser como los hombres quisieran que yo fuese:
un intento de vida;
 un juego al escondite con mi ser.
Pero yo estaba hecha de presentes,
 y mis pies planos sobre la tierra promisora
no resistían caminar hacia atrás,
 y seguían adelante, adelante,
 burlando las cenizas para alcanzar el beso
de los senderos nuevos."
-Julia de Burgos (Yo misma fui mi ruta) 
   
Medio siglo después, nos vemos enfrentadas a las palabras memorables de la poeta puertorriqueña, Julia de Burgos.  Seguimos siendo nuestras rutas, continuamos forjándonos contra la marea, burlando el orden establecido y buscando nuevos senderos.  Llegar hasta esa encrucijada en el camino es el primer obstáculo por vencer, si tomamos en consideración que no caminamos solas y con las manos vacías; nos acompañan las mujeres idealizadas en nuestra mente y el bagaje sociocultural de nuestra raza.  
            De forma interesante, la mujer moderna carga con dos distintos equipajes, a saber; las tradiciones de la cultura y las exigencias del mundo actual. Esta paradoja, presentadas excelentemente en 1996 por dos escritoras y terapeutas, Rosa Gil y Carmen Vázquez, es el pan nuestro de cada día.  Madres, esposas, profesionales, hijas, hermanas son solamente algunos de los roles que definen a la mujer del siglo XXI en cualquier ámbito laboral, pero con mayor impacto en el mundo empresarial.
A partir del movimiento Post-Segunda Guerra Mundial, las mujeres del mundo encontraron opciones de trabajo, ocupación y empleo fuera del hogar, lo cual impulsó una redefinición de las expectativas tradicionales.  La incursión en mercados laborales como la banca, leyes, política, ciencias aplicadas, bienes raíces y prensa fue controvertible explícitamente y hoy día continúa siendo tema de discusión de modo tácito. Para desconstruir las polémicas implícitas, el interés en la educación progresiva y pedagogía feminista, su figura ha obtenido gran seguimiento en los círculos de reforma social, política y económica (Sadovnik & Semel, 2002). Las mujeres hemos entendido la importancia del zeitgeist; toda vez, continuamos el desarrollo de destrezas y estilos de liderazgo que impacten las bases de la filosofía del mundo empresarial para el bien de futuras generaciones de mujeres.
La mujer es agente de cambio por naturaleza biológica.  La habilidad de ser co-creadoras de vida nos facilita sobrevivir la marejada de transformaciones que definen el mundo de los negocios. El concepto mujer se ha identificado, erróneamente, con debilidad y falta de visión en el mundo empresarial.  No obstante, lo que se cataloga como debilidad y falta de visión no es otra cosa que el papel de co-creadora que busca consenso para evitar la anihilación de la especie o en el peor de los casos, el de la empresa.  El pensamiento independiente y la reforma al ideal colectivo tradicional es la carta de triunfo en las negociaciones.  La habilidad de establecer puntos de vista de modo asertivo y reconocer en qué momentos es requerido tener “piel dura” para conseguir el cierre de un contrato son el resultado del bagaje de crianza cultural donde se nos exigía reconocer y cubrir las necesidades de los demás, antes de que fueran expresadas.  Las mujeres traemos a la mesa de negociación la innovación de un balance entre vida personal y vida de trabajo fuera del hogar.  A diario rompemos con ideas discriminatorias, esto al sentar pautas en políticas públicas relacionadas con sueldos equiparables, igualdad de oportunidad de empleos y extinción de roles sexualizados  en el área laboral. Somos la fuerza transformadora del mundo empresarial del nuevo milenio.
La  responsabilidad de ser revolucionarias paradigmáticas llega con una advertencia: aquella de mantener la visión de quienes somos cuando no estamos en la función de mujer de negocios.  No debemos obviar la carga que tiene sobre nosotras el discurso milenario del rol de mujer, la cual se entrega a todos y se pierde a sí misma en el cumplimiento de sus deberes; la que se define, únicamente, a base de sus acciones, tareas y su lenguaje, y en el torbellino de actividad y horarios -en muchas ocasiones- se pierde la esencia de “La Mujer”. Hemos de incorporar y exigir un tiempo especial -aunque sean tan sólo 60 minutos a la semana- para encontrarnos con nosotras mismas, sin sentirnos culpables por ese tiempo no regulado por listas, horarios o agendas.   
Nos encontramos en el umbral de una era de redefinición.  Un momento histórico donde las mujeres del mundo deciden establecer límites, mientras salen al encuentro de sus sueños y se abrazan con la mujer atrapada entre las exigencias.  En este momento de redefinición, escogemos con qué quedarnos  y qué desechamos.  Hacemos una lista de los sueños que dejamos en pausa al comenzar a ser de los demás y cuáles son viables para completar hoy día.  
Que quede claro: esto no es un grito de guerra, esto no es una hoguera para el género masculino: esto es un despertar, una negociación con nosotras mismas.  El proceso de aprendizaje termina el día en que nuestro cuerpo deja de vivir.  Tomemos pues, un tiempo para admirar la evolución de la mujer que somos y las mujeres que estamos criando. Tiempo para sanar las heridas, analizar las enseñanzas aprendidas y dejar huella en nuestro mundo laboral. Tiempo para comenzar a narrar nuestra nueva historia.
(La autora es profesora universitaria; colaboradora de la empresa puertorriqueña H.E. Educational Training & Professional Development Center y psicóloga clínica licenciada en Puerto Rico.  Obtuvo su grado doctoral en Psicología Clínica de la Escuela de Medicina de Ponce, Puerto Rico; actualmente se desempeña como Asociada Post-Doctoral en Psicología Clínica Multicultural en Centros de Salud y Cuidado Primario en el Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.)




jueves, 10 de abril de 2014

El poder del full branding

Seamos realistas, todos dejamos marca. Y cada profesional tiene ante si una oportunidad de branding. Por esa razón la posibilidad de invertir en el branding de las personas que forman parte de una empresa resulta cada vez más atractiva para algunas empresas.  De hecho, lo primero que “compramos” de una empresa son sus personas, si ellas nos convencen confiaremos más en los productos y servicios de la compañía.

Desde que Tom Peters planteó el término “marca personal” en su artículo de la revista Fast Company a finales de 1990, el concepto no ha hecho más que crecer. Y en ese momento la revelación fue que podíamos ser una potencia individual, separada del paraguas corporativo.



Pero ha llovido mucho desde entonces:  blogs, redes sociales , branded content, el boom del vídeo… Sin embargo, casi dos décadas más tarde , la mayoría de las empresas siguen separando la comunicación corporativa de la marca personal. Eso significa que las marcas están perdiendo la oportunidad de comunicar la experiencia colectiva de las personas que han contratado para que sean una parte crucial de su equipo.

La buena noticia es que esta tendencia está a punto de cambiar. Algunas empresas ya se están dando cuenta del impacto positivo que tiene la marca individual de su gente en lacomunicación e imagen global de la empresa. Aquellas organizaciones que inviertan en el branding personal de sus empleados no solo van a dar visibilidad y valor al talento de la gente que han contratado sino que van a beneficiarse del poder de la comunidad.


Y es que el personal branding es como un puente entre una empresa y sus personas. Una unión capaz de construir marcas poderosas. Marcas con esencia, talento y capaces de abrazar lo mejor de su gente y lo mejor de su corporación. Y eso es sin lugar a dudas el Full Branding.

Publicado por: Alexia Herms
Se ha producido un error en este gadget.