lunes, 1 de octubre de 2012

Liderazgo en tiempo de crisis: Una Oportunidad de Crecer

Por Jacques Giraud

Los chinos hablaban en un refrán antiguo que las crisis eran oportunidades, como una forma de motivar o conectar el hecho que los seres humanos que viven un proceso de crisis, puedan buscar dentro de ellos, junto con el apoyo externo tangible o intangible, una oportunidad de poder encontrar soluciones, y cuando escribo del “apoyo”, es que se recibe de las formas más extrañas y sutiles.

¿Cómo ejercer el liderazgo en esos momentos? Puede decirse que el liderazgo es el conjunto de capacidades que un ser humano tiene para influir en un conjunto de personas, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo en el logro de metas y objetivos; ahora, ¿Cómo podría “autoliderizar” para equilibrar mis pensamientos y emociones en un momento de crisis?

Hace unos años, en un capítulo de Los Simpsons®, Lisa recordaba que los chinos usan la misma palabra para designar crisis y oportunidad. Buscando estas palabras en internet, básicamente en un buscador como Google®, puedes encontrar comentarios breves, pero interesantes, ya que nos proporciona claves esenciales para interpretar lo que estoy diciendo, en el chino:

危机 (Crisis)
机会 (Oportunidad)

Si se fijan, el último ideograma de “crisis” es el primero para “oportunidad”. En cada crisis hay una oportunidad. Esto se aplica, por ejemplo, en la lucha activista por la libertad en Internet, o a la crisis que está viviendo la industria del entretenimiento del cine con las copias, o incluso cualquier país de Latinoamérica, donde observamos una crisis de valores, manifestada por síntomas de crisis en lo institucional, político, económico y social, y si lo llevamos al plano personal: una desilusión amorosa, la desintegración familiar, el no alcanzar un objetivo o un sueño, nos refleja que estamos en una crisis.

En cada crisis hay una oportunidad y a más profunda la crisis más importante y mejor puede resultar la oportunidad. En muchas ocasiones es difícil ver la oportunidad, o resulta más cómodo no buscarla, pero si no la buscamos nosotros, alguien lo hará. En la lucha por las libertades es incluso deseable que las cosas estén muy mal; eso abre auténticas puertas para luchar, aunque se haga contra fuerzas muy superiores. Jamás hay que menospreciar el tesón humano de aquellos que buscan la verdad (aunque no estén en posesión de ella).

Como líder, tu oportunidad de colocar en orden, tus pensamientos y emociones, ante la adversidad, es una manera de alinear tu energía interna hacia un objetivo mayor: La toma de consciencia o el aprendizaje que está disponible para mí en esa situación.

Un ejemplo claro de aprovechar las crisis como una oportunidad, es la secuencia biográfica en el área política y financiera de Abraham Lincoln, observen una muestra histórica donde la constancia ante las crisis puede traer resultados positivos, como la presidencia de los Estados Unidos de América:

  • Falló en los negocios en 1831.
  • Perdió para legislador en 1832.
  • Falló en los negocios por segunda vez, terminando en quiebra económica en 1833.
  • Sufrió un quiebre nervioso en 1836, y fue internado en un hospital.
  • Perdió para vocal en 1838.
  • Perdió para elector en 1840.
  • Perdió para congresista en 1843.
  • Perdió para congresista en 1848.
  • Perdió para el senado en 1855.
  • Perdió para vicepresidente en 1856.
  • Perdió para senador en 1858.
  • Es electo presidente de los Estados Unidos de Norteamérica en 1860.

Resumiendo, los momentos de crisis no son ajenos a ninguno de nosotros. De hecho es algo normal que se da en nuestra vida a todos los niveles como el profesional, el afectivo, el financiero, etc., la diferencia radica en la manera que afrontemos los cambios. En época de crisis es cuando se pone a prueba la naturaleza de cada ser humano. Podemos llorar y quejarnos, o podemos ver la oportunidad que existe.

Todo reside en su mayor parte en descubrir el aprendizaje detrás de la crisis, la actitud que asumo frente a la situación: una actitud neutra o positiva ante la situación aparentemente inmanejable, la capacidad de auto-recuperarme (Resiliencia) y como nos mostró Abraham Lincoln: “No dejes de estar en movimiento”.

¿Utilizas el poder personal de elegir tu actitud en las crisis que enfrentas en tu vida?  Te invitamos a reflexionarlo.

Por Jacques Giraud Herrera, Coach TISOC®.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.