lunes, 30 de julio de 2012

Caballos hablan a los ejecutivos

El ‘coaching’ incorpora este animal para trabajar en liderazgo

El caballo es un líder nato y tiene una gran facilidad para percibir las emociones de las personas, como el miedo, la inseguridad o los bloqueos emocionales.

Por esas características, este animal se ha incorporado al mundo de la salud para terapias de niños con discapacidad o personas con estrés postraumático.

Pensando en esas cualidades y en ese trabajo, expertos en coaching en España quisieron mirar cómo podía integrarse el caballo en este estilo de asesoría, y funcionó. Se inventaron el coaching asistido con caballos.

“El caballo hace como de espejo y refleja las emociones de la persona: si tiene miedo, si está insegura”, explica Miguel Roldán, coach presidente de Tisoc, empresa española especializada en coaching.

Según Marta Díaz, certificada en coach asistido con caballos y quien trabaja con la empresa colombiana Valle Verde, “el caballo, por supervivencia, depende de la percepción del peligro y de las energías a su alrededor y las refleja. Sabe leer muy bien el lenguaje no verbal y ahí entra el lenguaje corporal de las personas”.

Ellos explican que este animal pone en evidencia aquellos puntos que son necesarios trabajar en una persona para mejorar. “Pone de manifiesto nuestras fortalezas o debilidades en la comunicación no verbal, así como nos hace tomar conciencia de cómo nos relacionamos con los otros”, comenta Roldán.

Ahí es donde entra el trabajo con los ejecutivos, quienes deben ser uno líderes en sus cargos.

“En coaching ejecutivo, el caballo es un maestro del liderazgo: lo asume si no siente confianza o seguridad en los otros, o lo cede en quien puede confiar absolutamente”, dice Miguel Roldán.

Así, si el caballo huye o rechaza a una persona, por más títulos y altos cargos que ejerza, indica que está manifestando emociones negativas y que hay puntos para trabajar. En ese instante entran a actuar el lector o etólogo equino, un especialista en el comportamiento animal, y el coach para analizar e indagar.

“Relacionarnos con el caballo va a evidenciar nuestra capacidad de confiar en nosotros mismos y de generar confianza en los demás para liderar mejor. Es el mejor feedback: claro, inmediato, honesto y objetivo”, dicen los expertos en este técnica,

Trabajar  en liderazgo 

Para certificarse en ‘coach’ asistido con caballos o participar o hacer un proceso con esta técnica, no es necesario saber montar el animal ni tener ropa especial, porque el caballo participa como uno más del grupo.

Todas las actividades son en tierra, de acercarse al animal o dejar que él se acerque de diferentes formas y luego leer sus actitudes y las de las personas. Este tipo de ‘coaching’ se usa para trabajar con personas con problemas de autoestima, de comunicación o con necesidad de mejorar su expresión verbal, así como para reforzar el liderazgo organizacional, y para el desarrollo personal y profesional. Además, permite que el trabajo se dé en un espacio abierto y más lúdico.

Fuente: portafolio.co

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.