lunes, 15 de abril de 2013

¿La razón o la relación?

Todos tenemos derecho a pensar lo que queremos y nadie tiene por que pensar como nosotros, ya que al otro le cabe el mismo derecho.

Por eso discutir por la razón, daña la relación, y consume energía.

No podemos ver todo blanco o negro, los casos cambian y todos tenemos perspectivas diferentes de las situaciones y la vida.

Somos libres de modificar nuestras opiniones, por eso no vale la pena discutir.

La pregunta es:

¿Como lograr un nivel de contacto con el otro, manteniendo una conversación sobre diferencias sin agredirnos?

La respuesta es:

“Aceptando”.

  • ACEPTAR: No significa estar de acuerdo, sino respetar el derecho de ver, de opinar y de sentir distinto.
  • ACEPTAR : Es tener la mente abierta para comprender como el otro opina y porque.
  • ACEPTAR: No es destruir la opinión del otro sino tolerarla, de la misma forma que esperamos que otros acepten la nuestra.

Para Aceptar es necesario conocernos nosotros mismos y aceptarnos también.

Es una forma de Empezar por casa :  “Siendo el cambio que queremos ver en el mundo”

Cuando sabés quien sos y te aceptás no tenés necesidad de defender tus razones a ultranza, porque ya no te identificas con ellas, y  no temes cambiarlas o perderte al hacerlo.

Entonces, cuando alguien  “menos – precia” tus opiniones, no lo confundís con un “menos  - precio” personal y podes soster una conversación mas productiva.

Harás importante lo importante, te afectará aquello que permitas, no le darás autoridad a quien no la tiene, y no te comprarás lo que no te sirve.

Pero para evaluar todo esto, es necesario aceptar primero.

Respeta las opiniones de los otros, si se unen a las tuyas, aprende a jugar en equipo, y si no es así sigue tu camino y no te detengas hasta llegar a tu meta.

“Las querellas no durarían mucho si el error estaría en una sola parte”
Duque de Rochefoucauld

parejas-felices1

Nora Biderman
Counselor Coach Ontológico

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.