lunes, 10 de febrero de 2014

Hay que divertirse en el trabajo

Cada vez que hago cálculos del tiempo que pasamos en el trabajo el resultado es devastador: pasamos más de un tercio de nuestra vida trabajando, la mitad del tiempo que pasamos despiertos. Si me pongo a pensarlo, comparto más o menos la misma cantidad de tiempo con mis compañeros de trabajo que con mi mujer.
No hay nada peor que malgastar la mitad de nuestra vida en un trabajo que odiamos. Ir a trabajar sin ganas, a parte de ser un ejercicio extremadamente difícil, hace que nos sintamos profundamente desmotivados.
Este estado mental constante afecta a todas las facetas de nuestra vida tanto personal como profesional. ¿cómo vas a estar contento en tu casa si has pasado 10 horas antes sufriendo en el trabajo? Divertirse en el trabajo es fundamental para poder tener una vida plena y satisfactoria.
Existen también razones puramente estadísticas para intentar que tu puesto de trabajo sea divertido y propiciar que tus compañeros se diviertan también. Hay innumerables estudios que demuestran que los entornos de trabajo donde la gente se lo pasa bien son más productivos.
Tenemos por supuesto el ejemplo de las grandes compañías como Google o Facebook, en las que una de sus preocupaciones principales es que sus empleados sean felices. Su filosofía es contratar trabajadores con buena proyección, hacer que se lo pasen bien trabajando y confiar en que rindan al máximo. Y funciona.
Esto es extrapolable al ámbito del autónomo y la PYME. Las historias de triunfadores siempre cuentan con personas que de verdad aman lo que hacen. Si tienes que gastar energías en forzarte a tí mismo o a otros a trabajar, estas malgastando tus recursos.
Si puedes hacer algo para que la gente que te rodea se lo pase bien en su trabajo, hazlo sin dudarlo. Será bueno para tus compañeros y para tu empresa. Si tienes una actitud negativa ante tu trabajo, cámbiala.

Y si la mecánica de trabajo no te lo permite, a lo mejor aún no has encontrado tu sitio. Puede que al cambiarte de empleo tengas un trabajo peor pagado, o puede que debas arriesgarte y abrir tu propio negocio, pero por lo menos serás feliz y no estarás desperdiciando tu vida.

Por Daniel Grifol

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.