lunes, 16 de junio de 2014

Sólo hay una manera de medir el éxito…

Hace unos años fui invitado a Expomanagement. Escuché a Michael Porter (Estrategia); Jeffrey Sachs (Economía); Nicholas Negroponte (Tecnología): William Ury (Negociación); Arie De Geus (Organización Inteligente); George Bush (Globalización); Thomas Steward (Capital Intelectual); Jack Welch (Liderazgo); Philip Kotler (Marketing) y tomé muchas notas que aún continuo repasando ya que la mayoría siguen estando de rabiosa actualidad a pesar del tiempo…
Hoy quiero compartir contigo algunas de las cosas que dijo Michael Porter y que tal vez puedan ayudarte en tu tarea diaria, sobre todo si eres de las personas que se tienen que estrujar el cerebro para diseñar una estrategia de éxito. Aquí las tienes:
♦ El 75% de las empresas no tienen estrategia y se limitan a copiar a sus competidores.
♦ Si todo el mundo persigue el mismo objetivo, las compañías terminan por parecerse cada vez más y, entonces el cliente elige en base al precio.
♦ Las empresas no deben intentar ser las mejores, sino ser singulares.
♦ Deben destinar sus recursos a innovar y descubrir nuevas necesidades que puedan cubrir mejor que nadie.
♦ Algunos ejecutivos confunden la estrategia con las aspiraciones.

♦ La estrategia es lo que permite obtener una ventaja competitiva y alcanzar aspiraciones como ser líder, aumentar las ventas o ganar cuota.
♦ Todo el mundo hablaba de visión y misión.  Yo creo que debemos olvidarnos de eso.
♦ ¡Visión es lo que tienes cuando no has dormido en tres días!  La estrategia, en cambio, permite diferenciarse de los demás.
♦ Aerolíneas Southwest ha sabido distinguirse de sus competidoras.  Su modelo, basado en el bajo precio, le ha convertido en la firma más rentable del sector en USA. ¿Se puede decir que es la mejor?  Para mí no.  Yo quiero que me reserven el asiento, viajar en primera y comer durante el viaje.
♦ La estrategia supone hacer que los clientes estén contentos.  Nos han enseñado a hacer siempre lo que ellos quieren.  ¡Es un error!
♦ Una estrategia conlleva decidir qué necesidades específicas de ciertos clientes vamos a satisfacer.  Y el resto, que se aguante, porque, si intentamos tener contentos a todos, nos quedamos sin estrategia.
♦ Los directivos continuamente están haciendo preguntas equivocadas.  ¿Cómo construir el mejor coche?  ¡No!  ¿Qué cualidades voy a necesitar para ser singular?  Ésa es la cuestión.
♦ El mundo de los negocios tiene desenfocados sus objetivos.
♦ Hay quién considera que la estrategia es revolucionaria.  Con Internet, se decía que había que transformarlo todo, ponerlo patas arriba.  Y, ¿qué pasó?  Pues que no hubo muchas revoluciones.

♦ Basar las estrategias en el valor de la acción es una manera casi segura de arruinar la empresa.
♦ Los analistas pueden ver un balance, pero no entienden el negocio que se esconde detrás de esas cifras.
♦ Actualmente, una idea muy peligrosa es que el mundo está cambiando y los cambios son cada día más rápidos.  No está demostrado pero todo el mundo lo dice.
♦ Ante los cambios, debemos olvidarnos de la estrategia y ser más flexibles.  ¡No, esto no es verdad!
♦ Flexibilidad y estrategia no son dos conceptos incompatibles.  Siempre que una compañía se mantenga fiel a su estrategia, puede configurar estructuras más ágiles.
♦ La estrategia exige continuidad, pero esto no significa quedarse anclado en el pasado, sino utilizar las innovaciones como una herramienta de mejora.


Como puedes ver se trata de un resumen que tiene mucho contenido. A mí me han servido en más de una ocasión. Espero que a ti también te puedan ser útiles.
Por Jaime Pereira

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.