jueves, 14 de enero de 2010

Coachess: el ajedrez aplicado al coaching

Es incuestionable que el ajedrez aporta una serie de beneficios, tanto en las capacidades intelectuales como en las habilidades emocionales de quienes lo practican. La atención y la concentración, el análisis de las múltiples alternativas en cada jugada, la construcción y aplicación de estrategias para alcanzar el objetivo, la toma de decisiones bajo la presión del factor tiempo, el autocontrol emocional para no caer en la frustración tras una mala jugada, o la adquisición de seguridad en un ambiente cambiante son algunas de las muchas competencias que se desarrollan a partir de su entrenamiento.

Lic. Lucía Mayans Brun

El ajedrez es un juego en el que, continuamente, se deben tomar decisiones y visualizar los ataques directos sin perder de vista las futuras amenazas; hay que focalizar y priorizar, pero también prever teniendo en cuenta la totalidad del tablero. Estas características del ajedrez también suceden en nuestra vida. Diariamente tenemos que tomar decisiones y algunas de ellas requieren de un análisis más profundo de las consecuencias que otras. ¿No crees entonces, que sería muy ventajoso conocer nuestro estilo de toma de decisiones?, ¿cuáles son nuestros miedos y bloqueos?, ¿en qué nos basamos principalmente a la hora de decidir? Se trata, pues, de reflexionar de manera consciente sobre algo que hacemos inconscientemente.

Como dice Garry Kasparov en su libro Cómo la vida imita el ajedrez: ¨Necesitamos empezar siendo conscientes del proceso, y luego dedicarnos a mejorarlo paso a paso. ¿Qué tipo de malos hábitos hemos adquirido en nuestra toma de decisiones? ¿Qué aspectos ignoramos y en cuáles invertimos demasiado tiempo? Cuando tomamos una decisión errónea, ¿suele ser por falta de información, por un mal análisis, por errores de cálculo, o por una suma de todo lo anterior?¨

La técnica propuesta, llamada COACHESS, nace de la integración de este entrenamiento dentro del proceso de coaching.

¿Qué valor añadido aporta el ajedrez dentro del proceso de coaching?

En momentos puntuales y, por supuesto, dependiendo del coachee, puede ser tremendamente útil apoyarse en situaciones del tablero de ajedrez para representar diferentes escenarios y situaciones reales. Imagina, por un momento, alguna situación en la que tuvieras que decidir algo importante y que no pudieras hacerlo por la falta de claridad u objetividad. Te sientes bloqueado y no ves que avanzas porque estás muy vinculado emocionalmente con tu problema. El hecho de poder transformarlo en oportunidad de jugada y poder visualizar de una manera objetiva dicha situación, hace que tomes en cuenta otras perspectivas, otros puntos de vista y que realices un análisis de las consecuencias de cada movimiento. Ya no es tu "problema" es un juego con el que puedes experimentar. Cada pieza constituye un elemento de tu vida real con la que podrás trabajar sin una vinculación afectiva, de cómo afecta en tu escenario real, qué rol tiene. Se trabaja mucho sobre la formulación "y si….", que a menudo nos lleva al "por qué no…?", favoreciendo de esta manera una apertura mental extraordinaria. No es necesario tener conocimientos previos de ajedrez, ya que las jugadas se adaptan para cada situación concreta.

Muchos se preguntarán: ¿realmente funciona? Sabemos que el coaching es una técnica lo suficientemente eficaz como para no necesitar de otras. Pero en este caso lo que propongo, y que está en fase de implementación, es una herramienta muy valiosa como es el ajedrez, que siempre contribuirá en beneficio del coachee, es decir, siempre sumará y nunca restará.

LA VIDA ES COMO UNA PARTIDA DE AJEDREZ. TÚ DECIDES CÓMO QUIERES JUGARLA.

(La autora es Licenciada en Psicología de las Organizaciones y Diplomada en Relaciones Laborales. Coach certificada por TISOC en Coaching personal y ejecutivo. Puede contactar con la autora desde autores@tisoc.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.