viernes, 25 de mayo de 2012

¡Siempre es todavía!

Por Nora Biderman

Nacemos con un propósito, nada es casual.

Fuimos creados para avanzar, para conquistar y para lograr todo lo que nos propongamos.

Tenemos ese don, esa capacidad.

Como toda fortaleza, la que no se usa, se atrofia, o se olvida.

 Creemos que no podemos, o que no tenemos con que, pero en realidad, no nos pusimos en marcha para desarrollar nuestro potencial.

¿Por donde comenzar?

Por tener un sueño por el cual luchar, y resultados que queramos alcanzar, y por sobre todo, por creer que es posible.

Tener Fe.

 Un tipo de Fe, que nos lleve a pedir al Dios y al Universo, como si todo dependiera de él, y a Actuar, como si todo dependiera de nosotros.

Todos necesitamos poner proyectos en marcha.

¿Qué estas esperando?

Determiná tus sueños, y sus resultados.

Cuando tenés sueños que te llevan al crecimiento, no envejecés.

Vejes no es sinónimo de años, sino de falta de objetivos de metas.

A veces nos olvidamos de soñar o, escuchamos voces que nos dicen: eso no es para vos, ya estas demasiado grande para eso, o no tenes capacidad para hacerlo.

Entonces empezamos a llorar mentiras en vez de cantar verdades.

Y nos dormimos en la vida, acunados por mentiras de impotencia.

Los sueños traen nuevas fuerzas!!

No envejecés. No te retirás .No te jubilás.

Las cosas no te dejan a vos, sino que vos las dejas ir, porque avanzas hacia sueños nuevos.

Y esos sueños, te mantienen joven y vivo, porque alimentan tu espíritu, morada de tu alma, y como ánimo viene de alma,…entonces tenés el ánimo que necesitas para avanzar.

No importa la edad que tengas siempre necesitas soñar.

Recupera sueños pendientes o soñá sueños nuevos, ese es el comienzo

Siempre es todavía.

Nora Biderman
Counselor Coach Ontológico

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.