viernes, 10 de enero de 2014

Entrevista a Silvia Díaz Domínguez, la maestra


Olga Edith López Abril

autores@tisoc.com
 


    La segunda entrevista desarrollada por esta servidora para ERDC, tiene como invitada especial a una Coach formada en TISOC y quien actualmente colabora de tiempo completo en esta organización, una persona cuya presentación resulta difícil introducir cuando su trabajo y aportes al Coaching no alcanzan a describirse con palabras.


      Silvia Díaz Dominguez, profesional en las áreas de Ventas, Marketing y Publicidad, es hoy por hoy maestra ejemplar de TISOC. Coach responsable de los cursos a distancia y desarrollo corporativo, sin duda alguna ha ganado tal espacio por su valiosa labor,  sus múltiples competencias personales y profesionales - como  su carisma, ese que le permite llegar a las personas de manera singular -  y su singular metodología de enseñanza, virtudes tales que son reconocidas por sus estudiantes.


      Con el don de la palabra, de mira analítica, gestos pausados y seguridad arrolladora, Silvia posee las cualidades que no sólo un buen coach debe tener, sino que también ha de poseer todo maestro. Y esa maestra abre hoy las puertas de su mundo y nos cuenta parte de su historia, su llegada al mundo del Coaching y a TISOC,  su evolución personal y profesional desde su encuentro con esta área de acción y su punto de vista acerca del mismo.


      Sin más preámbulo, doy paso a la entrevista que muy gentilemente nuestra maestra de maestras nos ha dado.


      1.    ¿Cómo define el Coaching?



      Bueno, lo cierto es que según con quien hable le doy una definición de Coaching diferente, aunque mi preferida es esta: el coaching es una metodología que permite a las personas alcanzar resultados a través de la planificación de acciones partiendo de una situación actual a una situación deseada. El proceso de Coaching se inicia definiendo los objetivos por  alcanzar, a partir de un momento actual, planteando diferentes opciones y cerrando con propuestas de acciones concretas y compromisos para llevar al cabo aquellos objetivos inicialmente planteados. Todo ello se realiza a través de un modelo específico de conversación que incrementa los niveles de efectividad de cualquier comunicación interpersonal.


      2.    ¿En qué momento el Coaching incursionó en su vida? ¿Cómo fue esa experiencia?



      Mmmmhhhh… ¡me encanta contestar a esa pregunta! Te explico, hace ya más de cuatro años recibí una frase por correo electrónico que decía: "¿si siempre haces las cosas de la misma manera, por qué esperas resultados diferentes?" ¡Guauuu! ¡Qué frase! ¡Cómo me impactó en ese momento! Lo cierto es que no sabía bien lo que quería decir, sólo recuerdo que sentí como un nudo en el estómago y pensé: esta frase es para mí, estoy segura de que me quiere decir algo, pero ¿qué? Decidí colgarla en un papel en mi ventana y la fui leyendo todos los días hasta que llegó mi crisis existencial. ¡Siempre he pensado que la crisis de los 40 me llegó antes de tiempo! Fue entonces cuando paré en mi camino, miré hacia atrás y me pregunté qué era lo que quería hacer el resto de mi vida. A partir de ahí surgieron muchos cambios, tanto personales como profesionales. Lo recuerdo como uno de los períodos más duros de mi vida y de los que hoy doy gracias a Dios de que haya existido, si no ahora no estaría donde estoy.


      3.    ¿Cómo llegó a TISOC?


      Lo cierto es que después de dar varias vueltas buscando y buscando qué era lo que quería hacer, empecé a oír hablar acerca del Coaching y buscando un poco más fui a parar a TISOC (CoachVille Spain) y como bien decía Milan Kundera en su libro La Insoportable levedad del ser, nada sucede por casualidad, sino por causalidad. Y así me vi haciendo un curso a distancia de Formación en el Proceso de Coaching. El material me pareció fantástico; mis ideas, valores, pensamientos estaban allí puestos. ¡Alguien los había escrito por mí! Y Roberto García, por aquel entonces era mi coach-tutor a distancia hizo despertar en mí una pasión por algo que hasta entonces desconocía: ¡el Coaching! A partir de ahí, los acontecimientos empezaron a ir muy rápido: dejé mi anterior trabajo relacionado con el mundo del marketing, las ventas y la publicidad e inicié mi camino dando formación de habilidades directivas y Coaching  en diferentes centros y empresas, así como mis inicios en sesiones de Coaching personal y ejecutivo. Me ofrecieron entonces la posibilidad de realizar las tutorías de Coaching a distancia, que muy gustosamente acepté.


      Con la nueva dirección de TISOC, envuelta en un proyecto de expansión de gran envergadura y de la mano de Miguel Roldán, actual director general de TISOC, fui invitada recientemente a embarcarme en una nueva trayectoria profesional como facilitadora en cursos presenciales y en apoyo al desarrollo del área corporativa y educacional de TISOC. ¡Así que soy una recién casada en un matrimonio con grandes posibilidades de éxito!


      4.    Háblenos de sus inicios en el marketing, las ventas y la publicidad. ¿Cómo empató su trabajo anterior con el Coaching?


      ¡Buena pregunta! En Coaching siempre hablamos de "nuestra mochila". La mochila son todos aquellos conocimientos, experiencias, habilidades que tenemos como bagaje y que podemos utilizar en nuestra nueva experiencia como coaches.


      El marketing, las ventas y la publicidad inicialmente tenían un punto en común: la relación interpersonal. Me encantaba conversar con las personas, ayudar, transmitir conocimiento, escuchar, aportar ideas; con el tiempo me dí cuenta de que además toda esta experiencia me daba la ventaja de poder entender no sólo la parte personal, sino también la parte ejecutiva de un proceso de Coaching.  Aunque si te digo la verdad, por aquel entonces, no tenía ni idea de qué me podía servir todo aquello. Y lo cierto es que no podemos desaprovechar ni una de las experiencias que hayamos tenido anteriormente, ya bien sea a nivel personal o profesional.


      5.    Actualmente usted trabaja en el área de formación a distancia en TISOC, ¿cómo ha sido su experiencia en la pedagogía?


      Te parecerá increíble, pero cuando inicié las tutorías de los programas de formación de Coaching de  TISOC a distancia, nunca me llegué a imaginar lo que podía representar para mí, tanto a nivel personal como profesional. Descubrí un mundo detrás de la pantalla de mi ordenador, que es lo único que físicamente veo.  Aprendí a leer entre líneas, a ver y a sentir las emociones, las expresiones, las ideas, los pensamientos, la relación con los participantes a través de este medio; es excelente y se convierte en un sistema muy personal de enseñanza. La implicación en la mayoría de las veces es muy alta, me siento siempre conectada al otro en una relación de gran confianza, lo que hace que el proceso de aprendizaje se pueda vivir constantemente en doble vía: ellos aprenden conmigo al igual que yo aprendo con ellos.


      6.    ¿Encuentra diferencias grandes entre la formación presencial y a distancia?


      Siempre que oigo esta pregunta siento como que me tengo que posicionar en una o en otra modalidad. Lo cierto es que con base en mi experiencia, te puedo decir que lo ideal sería hacer un mix de las dos. La formación presencial, básicamente te permite compartir experiencias grupales, siempre muy enriquecedoras, intensas e impactantes y la formación a distancia te permite vivir tu proceso de forma más… de poquito a poquito, con mayor integración, con muchas reflexiones y de forma personalizada.


      Bueno, ¡no me preguntes ahora cuál recomendaría porque no te la voy a contestar! Cada uno tiene un método de aprendizaje y debe decidir cuál le va mejor, ya sea por metodología, tiempo, distancia. Lo que sí te puedo decir, es que los programas a distancia necesitan mayor grado de compromiso y responsabilidad, ya que nadie va a estar detrás de ti recordándote que tienes que estudiar y practicar.


      7.    ¿Cuál es el "toque secreto" de su propuesta de formación?


      Mi toque secreto. Te diría, que al final, después de los años, uno se da cuenta de que el toque secreto, al menos en mi caso, ha sido ser yo misma, ello ha implicado conocerme muy bien internamente, cuál es mi funcionamiento ante la vida, ello me ha ayudado también a conocer y a entender a los demás, ponerme en su lugar, entender sus necesidades y ayudarles a superar barreras al igual que yo también he tenido que superar las mías. Para lo bueno y para lo malo, pienso que haber permanecido en mi máxima autenticidad  ha sido mi mayor éxito, ya que me ha permitido generar confianza, imprescindible para cualquier proceso de nuestra vida personal o profesional. También reconozco que me gusta entregarme al 100% a lo que hago, lo vivo y eso pienso que también lo notan los demás. ¡También me encanta siempre innovar! Bueno, al final salen varios "toques secretos".


      8.    Desde su experiencia, ¿el coach se hace o nace? ¿Qué cualidades básicas ha de tener una persona que tenga perfil de coach?


      Digamos que la actitud "nace" con nosotros, al igual que las habilidades básicas y después con el tiempo uno adquiere conocimientos,  evoluciona, adapta su actitud, potencia sus habilidades y finalmente acaba haciendo, si lo desea, aquello para lo que nació. En resumen, nace y se hace.


     Y más que cualidades básicas yo te diría que es indispensable una característica personal: la madurez emocional, ese punto de equilibrio necesario para enfrentarnos a todas las situaciones de la vida independientemente de cuál sea su origen, ese saber transitar entre los conflictos internos y externos sin perder la capacidad de relacionarnos, ni con nosotros mismos, ni con las personas de nuestro alrededor, siempre desde la educación y el respeto.


      9.    ¿Qué opinión le merece el Coaching virtual?


      Hoy en día hay mucha tecnología a nuestro alcance, por lo que la comunicación entre las personas se acaba complementando con la comunicación entre las "máquinas". Es necesario aprovechar todo aquello que esté en nuestras manos y que nos facilite otras formas de comunicación. Por ejemplo tenemos el correo electrónico, el msn o el Skype, que nos permiten tener comunicación escrita online o videollamadas;  también está el teléfono.


      El correo electrónico nos permite tener un espacio de reflexión por escrito; sentarnos a escribir obliga a tener que pensar en lo que se va a decir y cómo se va a decir, es un material que podemos recuperar para leer y releer las veces que nos haga falta. Por su parte, el mns, el Skype y otros medios de comunicación online nos permiten ser espontáneos en nuestra comunicación, nos ayudan a sintetizar lo que queremos decir y hacen que nos atrevamos a decir cosas de que otra manera no diríamos. Las videollamadas nos permiten hablar y vernos, es un progreso a la comunicación telefónica que curiosamente presenta  menos interrupciones, ya que cuando uno habla el otro ha de escuchar a la fuerza.


      De todas formas, no olvidemos que la comunicación interpersonal sigue siendo la base, ya bien sea de forma presencial o virtual y que ambas han de evolucionar juntas, con sus ventajas y desventajas; en cualquier caso, es una realidad que no se puede obviar. Se pueden hacer excelentes sesiones de Coaching a través de cualquier medio, ya que la principal herramienta de trabajo somos nosotros y nuestros clientes. El Coaching virtual permite organizar el tiempo de otra manera y aumenta las posibilidades de ofrecer Coaching a personas que quieren opciones diferentes de las presenciales. 


      10.    ¿Qué aportes ha dado a su profesión y a su vida personal la oportunidad de hacer formación en Latinoamérica?


      Mi primer contacto con Latinoamérica fue a través de la formación a distancia. Al principio fue un poco confuso para mí, ya que estaba habituada a la forma de comunicación que tenemos en España, tanto en forma como en contenido. Ahí tuve que romper con una creencia limitante mía que me hacía pensar que si todos hablábamos español, todos nos "teníamos" que comunicar igual. Empecé entonces a descubrir un mundo nuevo, en cuanto a formas de comunicarse, palabras nuevas, sentidos nuevos, formas de pensar y realidades nuevas. Mi experiencia todavía se avivó más cuando tuve la oportunidad de ir a Latinoamérica, a Bogotá y a Quito y seguí descubriendo todo aquello que ya había empezado en la distancia. Me apetece mucho volver a cruzar el Atlántico y sumergirme de nuevo entre su cultura y su gente. Por cierto,  ¿te he dicho que fue la primera vez que crucé el Atlántico?



      11.    ¿En qué nivel está el Coaching en América Latina? ¿Qué áreas despiertan mayor interés y en cuáles habría que profundizar en formación?



      Quizá tendría que ir más veces a América Latina para contestarte esa pregunta, pero en cualquier caso sí puedo decirte desde mi experiencia, tanto a través de la formación a distancia como la presencial, que hay un nivel de formación en general muy alto, si bien es cierto que ésta, por lo general, es más asequible a aquellas personas que se lo pueden permitir económicamente; el nivel de estudios es alto, tanto en cantidad como en calidad. Las certificaciones allí son muy importantes y laboralmente se exige que las personas estén muy bien preparadas no sólo de forma profesional, sino también con un importante desarrollo personal. Cuando haga mi segundo viaje podré contestarte en mayor profundidad


      12.    ¿Qué sueños o proyectos futuros tiene en torno al Coaching?


      En Coaching hablamos de lo controlable y lo no controlable, así que te hablaré de mis expectativas o sueños en cuanto a lo que en mis manos está. Teniendo en cuenta que lo que hago es lo que me gusta hacer, creo que ya he hallado mi misión en esta vida en la que convergen mi realización personal y profesional, es por ello que seguiré profundizando en el Coaching día a día; la creatividad y la innovación son las herramientas principales para seguir creciendo y motivarse en todo aquello que hacemos. Como valor añadido al Coaching me estoy formando en estos momentos como terapeuta Gestalt, ya que en mis múltiples sesiones de Coaching me he dado cuenta de que muchas veces lo que no permite llegar a las personas a sus objetivos son sus conflictos internos, esos bloqueos que paralizan y no permiten seguir avanzando, por lo que tener un amplio conocimiento del ser humano es imprescindible para acompañarle en su camino. Estoy pensando también como proyecto futuro introducir el teatro como otra herramienta más de trabajo en la sesiones de Coaching, ya que lo cierto es que tienen muchos puntos en común en el trabajo de las emociones y las acciones como, por ejemplo, el Método de las Acciones Físicas (MAF) de Constantin Stanislavski. ¿ya te contaré más en la próxima entrevista!


      13.    Por último, un mensaje para los coaches que leen ERDC.

      Si quieres ser un buen Coach no sólo hagas de Coach si no también sé un Coach. La actitud que desenvuelvas en tu entorno será el espejo de tu evolución en todo lo que hagas.



     Gracias  Silvia Díaz por concedernos esta entrevista.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.